comunicado oficial

Newell´s anunció que llegó a un acuerdo para la compra de un predio de 8 hectáreas en Bella Vista

El terreno lindante al Centro de Entrenamiento Jorge Griffa dará la posibilidad de "proyectar una nueva sede social y deportiva, además de destinar nuevos espacios al fútbol profesional y juvenil", aclararon desde el club.


Newell’s Old Boys informó mediante su página oficial que llegó a un acuerdo para comprar un predio de 8 hectáreas de dimensión en Bella Vista, lindante al Centro de Entrenamiento Jorge Griffa. La medida dará la posibilidad de "proyectar una nueva sede social y deportiva, además de destinar nuevos espacios al fútbol profesional y juvenil", aclararon desde el club.

El comunicado completo:

El Club Atlético Newell’s Old Boys tiene el orgullo de anunciar a todos sus socios y socias el acuerdo para la compra de un terreno de más de 8 hectáreas lindante al Centro de Entrenamiento Jorge Griffa. Se trata de un paso histórico para la institución ya que permitirá ampliar el predio en más de ocho manzanas aproximadamente, brindando la posibilidad de proyectar una nueva sede social y deportiva, además de destinar nuevos espacios al fútbol profesional y juvenil.

La Comisión Directiva rojinegra impulsó esta decisión en parte, para poder aumentar la cantidad de campos de juego y continuar optimizando las condiciones para los planteles, avanzando hacia la excelencia del complejo deportivo. Pero, principalmente, se encuentra fundamentada en la idea de saldar una cuenta pendiente con la masa societaria: el sitio donde nace el sentido de pertenencia de los futbolistas leprosos también debe recuperarse como un lugar de arraigo para los asociados, como lo fue en otros años. Allí se proyecta una nueva sede social y deportiva acorde a las necesidades de la comunidad leprosa. 

UNA INVERSIÓN HISTÓRICA

Tras décadas de retroceso en materia patrimonial durante las que no solo no se avanzó sino que, además, se desprendió de importantes tierras y propiedades, hoy la institución está en condiciones de lograr un notable crecimiento en este aspecto, primordial para un club con la dimensión del nuestro. El predio que Jorge Griffa y Armando Botti soñaron casi cuarenta años atrás, actualmente se erige como uno de los tres complejos más importantes del fútbol argentino y continuará desarrollándose.

La adquisición de este terreno implica una importante inversión a futuro. Para la concreción de la misma, se planea utilizar una parte de los recursos que habitualmente genera el club para el pago de las cuotas del fideicomiso por la deuda judicial, que finaliza en los primeros meses del año entrante. Esto, sin afectar el cumplimiento habitual de las obligaciones de pago que el club con gran esfuerzo viene cumpliendo todos los meses.

DISTRIBUCIÓN DE LOS ESPACIOS

La incorporación de esta superficie al patrimonio del club aumentará las dimensiones del predio en un porcentaje más que significativo. El predio de 16.5 hectáreas pasará a tener aproximadamente 24.5 y, de esta manera, se podrán disponer de nuevos espacios que requieren desarrollar un masterplan a mediano y largo plazo. De las poco más de ocho hectáreas que se adquirieron, una parte menor se destinará a dos nuevas canchas para la primera división, con lo que se conformará un espacio de cuatro campos de entrenamiento con medidas idénticas al del estadio Marcelo Bielsa exclusivos para uso del plantel profesional, algo inusual en el fútbol argentino. 

NUEVA SEDE SOCIAL Y DEPORTIVA

Gracias a este momento de equilibrio institucional y mayor previsibilidad económica que transita el club, la Comisión Directiva decidió dar los primeros pasos para saldar una deuda histórica con los socios y socias, pensar en un proyecto de mediano y largo plazo, y convenir la adquisición del predio para construir una nueva sede social y deportiva en Bella Vista.

Cuando se compró el terreno del actual predio del Centro de Entrenamiento Jorge B. Griffa en los años 80 y hasta principios de los 90, inclusive, el antes llamado Complejo Polideportivo de Newell’s era escenario ideal para grandes encuentros sociales de las familias leprosas: bares, parrilleros, una pileta de dimensiones olímpicas con vestuarios, canchas de vóley y más, que hacían del lugar una gran sede para la masa societaria.

A mediados de los noventa, la conducción del club comenzó a poner la vida social en un segundo plano, no concibiendo a Bella Vista como un lugar del que puedan disfrutar los leprosos y leprosas.

Décadas después, y aún haciéndose cargo de las deudas generadas, el club ya fortalecido está en condiciones de dar este gran paso y se enorgullece en comenzar a proyectar un ambicioso plan a mediano y largo plazo para construir una nueva sede para los socios y socias.

Se aspira a convertir el predio en un espacio con amplias zonas de esparcimiento, sectores para deportes recreativos, áreas exclusivas para las disciplinas amateurs de la institución, espacios para reuniones, servicios, oficinas administrativas y de gestión deportiva, equipamiento, infraestructura, entre otras funciones y servicios. Un ambicioso proyecto de futuro para toda la institución que requerirá de la imprescindible participación de todos para convertirse en realidad. Es un plan de mediano y largo plazo, concebido en una etapa difícil, en plena pandemia, pero con una mirada optimista para lo que viene. Una idea que tendremos que sostener en el tiempo porque llevará años convertirla en realidad y para ello habrá que dedicarle recursos, voluntad y determinación. Ya vendrán los tiempos de concursar las obras, de abrir las decisiones a la participación de arquitectos, ingenieros, constructores, emprendedores y todos aquellos leprosos y leprosas con ganas formar parte y ver crecer a nuestra querida institución.