desde cuba

Néstor Kirchner cumpliría 70 años: su hija Florencia le dedicó un mensaje y recordó cómo se enteró de su muerte

La joven publicó un extenso texto en memoria de su papá a través de las redes sociales.


Florencia Kirchner publicó este martes un texto por el que sería el cumpleaños número 70 de su padre, el ex presidente Néstor Kirchner, y recordó el momento en el que la llamaron para avisarle que había fallecido.

"Un cuadro de Los Beatles. Cigarrillos. Los colores de los setenta. Y esos pantalones, como siempre, cortos para un hombre muy alto", escribió la joven de 29 años, describiendo una foto del santacruceño en su juventud.

A través de su cuenta de Instagram, la artista relató algunos de los momentos que compartió con el ex mandatario, en su faceta de padre."Te extraño como se extraña a través de la década, y el tiempo en el que me muevo, y el tiempo en el que no puedo. Y los días todos. Los días todos en los que tu figura sigue sin aparecer. Van a ser diez años sin que levantes los brazos como gigante, caminando hacia donde parada estoy, dándome vuelta porque venís, a punto de decirte ´papá´", manifestó.

Además, la joven recordó cómo se enteró del fallecimiento del ex jefe de Estado: "Tenía veinte años el veintisiete de octubre de dos mil diez cuando me llamaron por teléfono y me tape la boca con la mano para que no se escuche el grito. Dejé la mayoría de mis cosas para irme corriendo a una pista de aviones y volar hacia un cuerpo que nunca más me iba a mirar. 27 de octubre de 2010, con una cita libre de Kafka en la mano: ¿Cómo será el día después de que seas eterno?".

"Feliz cumpleaños papá. Nena, me dicen las señoras y me agarran el rostro, sos la cara de tu padre. Se me enciman otrxs tantxs, no me conocen la voz, no me han permitido decirles nada, pero tengo la cara de mi padre. Nena, flaca y alta como tu padre. Nena, esas son las manos de tu padre. Nena, yo conocí a tu padre. Nena, ojalá no se hubiera muerto tu padre. Nena, nena, nena", concluyó la cineasta.

View this post on Instagram

Un cuadro de Los Beatles. Cigarrillos. Los colores de los setenta. Y esos pantalones, como siempre, cortos para un hombre muy alto. Te extraño como se extraña a través de la década, y el tiempo en el que me muevo, y el tiempo en el que no puedo. Y los días todos. Los días todos en los que tu figura sigue sin aparecer. Van a ser diez años sin que levantes los brazos como gigante, caminando hacia donde parada estoy, dándome vuelta porque venís, a punto de decirte “papá”. Tenía veinte años el veintisiete de octubre de dos mil diez cuando me llamaron por teléfono y me tape la boca con la mano para que no se escuche el grito. Dejé la mayoría de mis cosas para irme corriendo a una pista de aviones y volar hacia un cuerpo que nunca más me iba a mirar. 27 de octubre de 2010, con una cita libre de Kafka en la mano: ¿Cómo será el día después de que seas eterno? Feliz cumpleaños papá. Nena, me dicen las señoras y me agarran el rostro, sos la cara de tu padre. Se me enciman otrxs tantxs, no me conocen la voz, no me han permitido decirles nada, pero tengo la cara de mi padre. Nena, flaca y alta como tu padre. Nena, esas son las manos de tu padre. Nena, yo conocí a tu padre. Nena, ojalá no se hubiera muerto tu padre. Nena, nena, nena.

A post shared by Florencia Kirchner (@florenciakf) on