segunda ola

"Muy alarmante": la calificación de las autoridades médicas por la situación en sanatorios y hospitales

El Estado no puede "decirle a un argentino 'no te podemos atender'" porque no hay camas, ni tampoco exigir tanto a "médicos, terapistas, enfermeros, camilleros" que atienden a los enfermos, dijo el Presidente en un nuevo llamado a la población a cumplir con los cuidados sanitarios indicados.


Autoridades y trabajadores de clínicas, sanatorios y hospitales públicos dcoincidieron este lunes en describir como "explosiva" y "muy alarmante" a la situación sanitaria generada por la segunda ola de coronavirus en la región metropolitana, al tiempo que expresaron su temor ante la posibilidad de "tener que elegir entre dos personas" para tratar si sigue el aumento de casos.

La situación fue considerada este lunes por el presidente Alberto Fernández, quien en un acto público advirtió que "no podemos darnos el lujo de decirle a un argentino que no lo podemos atender".

El Estado no puede "darse el lujo de decirle a un argentino 'no te podemos atender'" porque no hay camas, ni tampoco exigir tanto a "médicos, terapistas, enfermeros, camilleros" que atienden a los enfermos, dijo el Presidente en un nuevo llamado a la población a cumplir con los cuidados sanitarios indicados.

En ese contexto, el infectólogo del Hospital Pirovano Ricardo Teijeiro afirmó que la "todas las camas de terapia intensiva" de ese establecimiento del barrio de Coghlan "están ocupadas" y "alrededor de un 75 por ciento" de los pacientes tienen coronavirus.

"La situación de los hospitales es alarmante; estamos al límite no sólo por las camas", dijo Teijeiro, para quien "la cuestión no es abrir (nuevas) camas; el problema es que a ellas hay que designarles kinesiólogos, médicos y enfermeras".

De acuerdo con Teijeiro, se "pusieron más camas en la unidad coronaria como camas de terapia, que se sumaron a las 20 del total".

Ante el aumento de casos de coronavirus, el médico señaló que "se están dejando de lado las otras patologías" y no se están realizando operaciones.

Por su parte, el director del Hospital Evita de Lanús, Javier Maroni, aseguró: "Vemos el sistema privado colapsado, nuestro hospital está lleno (con pacientes) de las más caras prepagas de nuestro país; están aquí las obras sociales clásicas".

Para Maroni, "la única manera de disminuir la circulación de un virus potente, agresivo, híper contagioso es disminuyendo la circulación de las personas".

"Los pacientes -agregó en diálogo con Radio 10- vienen solos al hospital porque el sistema privado está colapsado".

x
Paladini flotante