MURGA ESTILO URUGUAYO

Música, humor y teatro: el arte de "Los vecinos re contentos"

Los Vecinos Re Contentos.
Hernán Roselli/LVR

Los instrumentos de percusión suenan para acompañar las armonías del polifónico coro. Los colores de los vestuarios se entremezclan con los de los maquillajes cuando alguna de las 19 voces irrumpe para apropiarse por un momento de la escena. En "Los Vecinos Re Contentos" los elementos artísticos están envueltos por un gran contenedor: el humor. La murga rosarina estilo uruguayo, que este viernes a las 21 hs presentará su nuevo espectáculo "En cumbia" en el Galpón de la Música dibuja sus creaciones desde la comedia pero con un condimento ácido.

En el grupo priman los varones, que son 14 contra 5 mujeres. Eso solamente arriba del escenario. Con los integrantes de la producción llegan casi a las 30 personas. Según el director, Marcelo González, ponerse de acuerdo entre tantos "forma parte de un largo proceso. Hubo mucho recambio. Gente que se fue y otra que entró a lo largo de estos años. Igual siempre se sigue una línea que tiene que ver con el respeto por el laburo del compañero".

Hernán Roselli/LVR

Si bien la murga se encuadra dentro del estilo uruguayo, está claro que re-versiona el género para generar una propuesta propia. González cuenta que "Todos veníamos de otras murgas y justamente Los Vecinos nace con la idea de lograr algo distinto, más allá de los elementos tradicionales del carnaval y la pomposidad. Queríamos hacerlo desde nuestro lenguaje, empezar a hablar como hablamos nosotros, pero desde el género".

Entre las referencias del artista al show que estrenan mañana en las tablas de Estévez Boero 980, se filtran otras relativas al trabajo autogestivo. El esfuerzo económico depositado en los trajes para el espectáculo llevó a la puesta en marcha de algunas presentaciones previas: "Tuvimos que salir a juntar algo de plata para recuperar, pero queríamos que queden lindos y acordes a la puesta", relata el capitán del barco.

Hernán Roselli/LVR

"Se trata de una crítica bastante constructiva. Lo hicimos mirándonos a nosotros mismos. Por lo general el humor tiene esta cuestión de señalar al otro ", enfatiza el director acerca de "En Cumbia", donde se "zambullen en las actitudes cotidianas que configuran la realidad de la que tanto nos quejamos". En esta ocasión bajo la estética y melodías de la música tropical.

Está todo preparado: el vestuario, las canciones, las luces, los monólogos y los diálogos. "Los Vecinos Re Contentos", cuyo nombre surgió por la sucesión de ruidosos ensayos en el patio de la casa de Agustín Shcoler, uno de los integrantes, entregará su potencia creativa dentro de algunas horas. Como cada vez, lo hará desde la perspectiva del humor y la ironía para abrir el debate sobre problemáticas que atraviesan a toda la sociedad.