VIOLENCIA EN ROSARIO

Murió el repartidor de lácteos que había sido baleado en zona noroeste

Se trata de un hombre de 34 años que fue baleado durante este mediodía cuando se detuvo en un semáforo.


El repartidor de 34 años que había sido baleado en el cráneo murió en la tarde de este viernes. El ataque se produjo en horas del mediodía, cuando un atacante en una camioneta tipo Kangoo se puso a la par del trabajador de una empresa láctea y le disparó en la cabeza frente al semáforo de Gütemberg y Urquiza, en la zona noroeste de la ciudad.

Según las primeras informaciones policiales, el hombre estaba repartiendo quesos y se detuvo en un semáforo, una camioneta tipo Kangoo se puso a la par y sin mediar palabras desde el interior abrieron fuego. La víctima estaba junto a un compañero que no recibió lesiones.

Había sido trasladado en grave estado al Hospital Centenario en un auto particular. Su compañero precisó que logró identificar a uno de los agresores, que se desplazaba en un vehículo blanco. En el nosocomio la víctima había sido diagnosticada con herida de arma de fuego en cráneo, pero a causa de las lesiones que sufrió murió cerca de las 17.

Rosario suma un nuevo homicidio y la violencia en la ciudad recrudece pese al contexto de distanciamiento social por la pandemia.