Triste despedida

Murió el cantautor uruguayo Daniel Viglietti

Fue mientras era sometido a una intervención quirúrgica. Tenía 78 años.

Por Diego Montejo

lunes 30 de octubre, 2017

Uno de sus temas insignia fue A desalambrar.

El cantautor uruguayo Daniel Viglietti falleció hoy a los 78 años mientras era sometido a una intervención quirúrgica. Así lo confirmaron a diarios internacionales familiares del artista. Era músico, compositor, cantante y guitarrista, nacido en Montevideo en 1939. Era hijo del coronel y guitarrista Cédar Viglietti y de la pianista Lyda Indart.

Estudió con Atilio Rapat y Abel Carlevaro. A partir de 1960 se dedicó a la música popular, ofreciendo recitales y trabajando como docente y locutor de radio.

Su primer disco fue Impresiones para canto y guitarra y canciones folclóricas, editado en 1963. Con letras de fuerte contenido de protesta y asociado a la izquierda radical, se exilió durante la dictadura iniciada en 1973, primero en Argentina y luego en Francia, donde residió durante 11 años. Regresó a Uruguay en 1984, y al año siguiente editó el trabajo A dos voces, junto a Mario Benedetti.

Su obra se caracteriza por mezclar la música clásica con la popular. A lo largo de su carrera editó más de una docena de discos, además de reediciones y recopilaciones; publicó álbumes en varios países de Europa y América Latina.

Compuso algunas de los temas más populares del cancionero uruguayo, como “A desalambrar”, “Milonga de andar lejos”, “Gurisito” y “Yo no soy de por aquí”. Como periodista, escribió en Marcha y en Brecha.
En 2011 participó de los festejos por el bicentenario del inicio de la revolución anticolonial en la Banda Oriental, junto a Jaime Roos, Bajofondo, Jorge Drexler, Los Olimareños y Malena Muyala, entre otros.

Viglietti se mantenía activo en los medios con su programa Tímpano en Radio El Espectador, y Párpado en tevéCiudad. Y también en la música: estuvo en la última edición del Antel Fest, que se realizó hace un mes en Piriápolis, e incluso el viernes pasado tenía pactado presentarse en Las Piedras.

Fuente: EL País de Montevideo

Comentarios