Mujeres víctimas de violencia que matan a sus agresores: ¿se puede aplicar la legítima defensa?

Por Candelaria De la Cruz

sábado 23 de febrero, 2019

Morella Colque y Yolanda Soledad Coronel mataron a sus parejas argumentando que eran víctimas de violencia mientas que Eva Analía “Higui” De Jesús asesinó a un hombre que intentaba violarla junto a otros; las tres mujeres esperan el juicio oral acusadas de homicidio, pero sus abogados pedirán que sean absueltas por la figura de la legítima defensa.

El 29 de marzo de 2018, Morella Colque, una joven de 20 años, estaba en una casa de Campo Tongui, en la localidad bonaerense de Ingeniero Budge -donde había ido con su beba para alejarse de su pareja, Brayan Huanca-, cuando éste llegó allí y comenzó a agredirla; al defenderse lo hirió con un arma blanca y el hombre falleció pocas horas después, según consta en el expediente.

“Morella se separó para escapar de él y su entorno. Brayan la agredía psicológica y físicamente y también su papá que traía personas de afuera indocumentadas para trabajar; una de estas personas intentó abusar de ella y abusó de la cuñada de Morella; es decir, todo el entorno era violento”, describió hoy a Télam Ernesto Flores, abogado de Colque.

La mujer, que tenía una beba de pocos meses, fue detenida en el momento que murió Brayan y permaneció en distintas comisarías “hasta que el último 23 de enero logramos que le dieran prisión domiciliaria, que hoy cumple con una tobillera”, señaló su letrado.

Flores explicó que aún no hay fecha para la elevación a juicio oral que la joven deberá afrontar por el delito de “homicidio calificado” -con pena de reclusión perpetua- y que rechazará el juicio por jurados.

“Nosotros pedimos el sobreseimiento de Morella porque actuó en legítima defensa”, describió.

En tanto, fuentes allegadas a la causa informaron que en el expediente no consta que Morella hubiera ingresado con lesiones tras ser detenida.

Aunque no hay estadísticas oficiales, Mariela Labozzetta, responsable de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres del Ministerio Público Fiscal (MPF), señaló a Télam que “los casos en los que la mujer mata a su pareja porque era víctima de violencia son excepcionales”.

“Lo que hay que evaluar allí son todas las fallas del Estado y la sociedad para que llegue a esa instancia; por otro lado, la ‘actualidad del peligro’ exigida en la figura de la legítima defensa, es decir que el otro esté en ese momento agrediendo, debe ser revisada en los casos que pueda acreditarse la violencia de género”, aseguró la funcionaria judicial.

En efecto, la Justicia contempló ese contexto en diferentes fallos como el del 3 de diciembre de 2014 del Tribunal Oral N° 6 de Lomas de Zamora que absolvió a Beatriz López, quien mató a su marido policía de un tiro con su arma reglamentaria al comprender que él la había violentado psicológica, física y sexualmente durante años.

También en junio de 2018, la Cámara Penal de la justicia de Santa Fe confirmó un fallo de primera instancia y absolvió de culpa y cargo a la docente Ana María González por el homicidio de su marido Alejandro Kornicki, por considerarlo violento y golpeador.

El 25 de febrero de 2017 Yolanda Soledad Coronel le clavó un puñal a su marido que le produjo la muerte, en la localidad de Cuartel V, en el partido bonaerense de Moreno.

“Después que tuve a mi primera hija empezó a pegarme”, contó en una entrevista televisiva reciente mientras exhibía las marcas de una puñalada en el brazo y de una quemadura en la pierna que, aseguró, fueron producto de las agresiones de su ex pareja.

Yolanda, que está presa en la Unidad 51 del Penal de Magdalena, dijo que “estaba cansada de ir a la comisaría y que nunca me pasaron cabida”.

“La detuvieron el mismo día que sucedieron los hechos y estamos a la espera del juicio oral que, estimamos, será en 2020”, explicó a Télam su abogado Sergio Óscar Doutres, quien también rechazó el juicio por jurados.

Finalmente, el caso de Eva Analía “Higui” De Jesús tomó relevancia pública después de estar presa ocho meses, y hoy se encuentra en libertad a la espera de juicio oral los días 3, 4, 5 y 6 de julio cuando deberá afrontar el cargo de homicidio simple por haber matado en octubre de 2016 a un hombre que intentó violarla junto a otros para “corregirla” por ser lesbiana.

Comentarios