POR INSEGURIDAD, VIOLENCIA Y ACOSO

Mujeres taxistas solicitan ayuda económica para instalar mamparas antivandálicas

She Taxi y la Cámara que nuclea a las conductoras se refirieron al proyecto.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 3 de octubre, 2018

Inseguridad, violencia y episodios de acoso preocupa a la Cámara de Mujeres Taxistas. Las conductoras recorren las calles rosarinas intranquilas durante su jornada laboral, sobre todo en horarios nocturnos. Por este motivo, presentaron un pedido al Concejo Municipal solicitando créditos blandos con el fin de colocar mamparas colectivas antivandálicas en las unidadades. Natalia Gaitán, presidenta de la entidad, dialogó con Rosario Nuestro sobre el proyecto y brindó detalles al respecto.

La iniciativa busca créditos por parte del Banco Municipal para instalar el sistema de seguridad, que cuesta aproximadamente $16.000. Por este motivo, quieren solicitar un préstamo por ese monto sin interés. Además, buscan que la Municipalidad los “empiece a reconocer como un servicio público”. En este sentido, explicó que a la hora de pagar son considerados de este modo pero “a la hora de comprar como cualquier ciudadano”.

En Rosario hay 3979 taxis. Quiero que vean que somos un número bastante importante para que nos den los créditos blandos”, manifestó la presidenta de la Cámara en torno al proyecto. No obstante, aclaró que no será obligatorio contar con las mamparas antivandálicas y que la solicitud será tanto para conductoras como conductores. “Planteamos la idea con compañeros, acá no hay diferencia de género”, comentó.

Gaitán detalló que cuenta con el servicio debido a una oferta que le hicieron para abonarlo en 16 quincenas de $900. Actualmente, son 60 unidades las que cuentan con mamparas y destacó que las mismas permiten que llegue el aire acondicionado, la calefacción y hablar con el pasajero. “Te la seguridad de que vos no vas a sufrir ningún daño dentro del vehículo”, añadió contundente.

Por otra parte, resaltó que su implementación es muy importante para que se termine “con eso de que la mujer se sienta incómoda trabajando. Queremos que todas digan que es un trabajo ejemplar porque tenes la libertad y la posibilidad de seguir tu vida cotidiana”. Por último, se refirió a la medida de las mamparas que integraban una ordenanza vigente hasta diez años: “Realmente es una incógnita para todo el sector que no se haya cumplido”.

La perspectiva de She Taxi

María Eva Junco, representante y creadora de la aplicación que permite elegir taxis conducidos por mujeres, también opinó sobre el proyecto en diálogo con Rosario Nuestro. “Me parece bien, siempre y cuando sea opcional y no por imposición”, comentó y coincidió con Gaitán al sostener que no se considera al servicio como público en relación a los créditos: “Que sigamos pagando los titulares, que sigamos subsidiándolo no está bien”.

“Es un servicio público pero nosotros tenemos que pagar absolutamente todo. Hago esta salvedad porque estamos hablando de seguridad, la cual le compete al Estado y no al individuo”, resaltó sobre la instalación de las mamparas a través de la financiación del Banco Municipal. No obstante, insistió en que está a favor del proyecto pero compartió otra propuesta, ya que no le parece “justo” un crédito blando.

“Hay modos operandi de cómo hacer efectiva la cobranza obligatoria de radiotaxi. Cuando vamos a desinfectar nos piden un cartón sellado para asegurarse el pago. Tomando este mecanismo de control, el desarrollador local puede financiar un 50 por ciento en cuotas y aquellos titulares que accedieron cuando vayan a desinfectar también mostrar el comprobante expedido por quien la instala”, explicó sobre la posibilidad.

De este modo, “no caemos en la biblioteca financiera y en no pagar interés. Si ponemos voluntad se hace viable y si se hace masivo se abaratan los costos”, destacó. Antes de culminar, indicó: “No es el mejor escenario pero evidentemente el tiempo y los hechos demuestran que en materia de seguridad no se está haciendo mucho o lo que se está haciendo se está haciendo mal”.

Comentarios