ESTE MARTES

Muerte en el Café de la Flor: comienza el juicio contra el inspector que avaló una reparación inexistente

El 12 de octubre de 2015, Adrián Rodríguez falleció al sufrir una descarga eléctrica.

Redacción Rosario Nuestro

martes 20 de noviembre, 2018

Pablo Andrés Akerman, inspector municipal que dio el visto bueno y habilitó el bar de Mendoza al 600, en donde el 12 de octubre de 2015 murió el bajista Adrián Rodríguez tras una descarga eléctrica en pleno recital, enfrentará este martes un juicio.

La Fiscalía solicita la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional y diez años de inhabilitación por el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica para cumplir cargos públicos. El tribunal unipersonal estará compuesto por el juez Juan Andrés Dónnola.

Akerman está acusado de detectar fallas eléctricas en el Café de la Flor luego de una inspección, pero pese a que mencionó que debían ser reparadas, no corroboró el arreglo y avaló una reparación que nunca existió. Por su parte, desde el Ministerio Público de la Acusación indicaron que el inspector municipal señalado fue la última persona en chequear las condiciones del bar e informó que eran adecuadas para su funcionamiento.

Según los análisis de peritos, para la Justicia las instalaciones tenían deficiencias importantes desde hacía tiempo, señala el Diario La Capital. Por su parte, la comprobación de que el disyuntor había sido desconectado del tablero eléctrico fue determinante para la Justicia santafesina.

Por otro lado, los otros dos imputados por homicidio culposo, el dueño del Café de la Flor, Ariel Scharf, y Fernando Campodónico, electricista irían a juicio el año próximo. Para este último la fiscal había solicitado cinco años de prisión efectiva y diez de inhabilitación como electricista, mientras que para el dueño del bar le solicitaron cuatro años de prisión y diez de inhabilitación para la actividad comercial.

El hecho

Adrián Rodríguez, bajista de Raras Bestias, se estaba preparando para tocar otro tema más junto a su grupo de amigos el pasado 12 de octubre de 2015 a las 2 de la madrugada. Cuando el guitarrista de la banda tomó los micrófonos para hablar ante el público sufrió una descarga eléctrica, Adrián lo ayudó empujándolo hacia un costado, pero él sufrió una descarga aún más severa que le costó su vida.

Comentarios