POLICIALES

Muerte dudosa en hotel céntrico: revelaron indicios de un posible femicidio

El fiscal Adrián Spelta admitió que una testigo declaró que la pareja tuvo varios conflictos en el último tiempo.


La investigación por la dudosa muerte de una mujer ocurrida el 17 de abril pasado en el Hotel Plaza Real, un establecimiento de cuatro estrellas de Rosario, tuvo un giro en las últimas horas, ya que el fiscal Adrián Spelta dio algunos indicios que puede llevar a un posible femicidio. Por eso mismo, el imputado Maximiliano M, quedó como único imputado en la causa.

"La persona que está sospechada del hecho y se encuentra imputada por homicidio doblemente calificado por el vínculo y por femicidio. Hacía más de dos años que vivían en un country de Buenos Aires que fue allanado, no lo encontramos en esa oportunidad porque se había mudado a una casa de Capital Federal donde finalmente fue hallado", arrancó el fiscal.

Cuando fue consultado por el motivo del deceso de la mujer, Spelta explicó: "La causa de muerte hoy es indeterminada por el avanzado estado de putrefacción. Estamos averiguando para saber si entró con vida al jacuzzi o no. Pudimos reconstruir algunos hechos en las horas previas y posteriores según la conducta por el presunto autor gracias a testigos relacionados a empleados del hotel".

"Todo parece indicar que lo sucedió fue dentro de la habitación con la pareja dentro de la misma y dimos cuenta que cuando la víctima ya se encontraba fallecida", continuó.

Spelta también se refirió a la reconstrucción de los hechos luego de la aparición del cuerpo sin vida en la habitación: "El imputado volvió a su country de Ingeniero Maschwitz para tratar de retirar todas las pertenencias y a desactivar todos sus teléfonos. Al momento de ser aprehendido él estaba con pasaportes y llaves de cajas fuerte. Entendemos que estaba preparando el panorama para poder escaparse del país"

Por último, el funcionario judicial advirtió que una testigo entregó un dato que puede conducir a un posible femicidio: "Tuvimos testigos de una prima que se mandaban mensajes con la víctima en clave por supuestos conflictos en la pareja en el último tiempo. Fue en tres oportunidades y el sábado antes del homicidio la testigo nos manifiesta que la víctima ya estaba en alerta, quería irse por unos días a otro domicilio".

 

x