OCURRIÓ EN ECUADOR

“Muérete argentino”, el grito de un británico antes de asesinar a un artista bonaerense

Roberto Alejandro Domínguez, de 37 años, fue apuñalado por el inglés tras una discusión.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 26 de abril, 2018

Roberto Alejandro Domínguez, de 37 años de edad, murió apuñalado por un británico en Ecuador. Tras una discusión, el inglés (identificado con el nombre de Millen) lo atacó con un cuchillazo en el abdómen. Según testigos, antes de perpetrar el crimen, gritó: “Muérete argentino”.

Según reporta la prensa local, la víctima fue trasladado al hospital Isidro Ayora gravemente herido, en donde fue intervenido quirúrgicamente, pero tres horas más tarde falleció.

La trifulca ocurrió el domingo pasado, en el pueblo de Vilcabamba, en la provincia de Loja, dentro del segundo piso de la hostería Las ruinas de Quinara. La hermana de Roberto Alejandro, Elizabeth, indicó que en ese pueblo hay mucha inseguridad.

“Alejandro ya había advertido a las autoridades sobre este individuo que ya había apuñalado a una mujer hacía poco”, le explicó la mujer al diario Crónica y añadió: “A mi hermano también lo apuñaló, pero a él le quitó la vida”.

Elizabeth afirmó que están trabajando para que la embajada se ocupe de traer el cuerpo a la Argentina pero que “aún nadie se comunicó, ni para informarnos lo que sucedió con mi hermano. Además nos enteramos por gente ecuatoriana que nos contactó por las redes” y denunció que si bien llegó el informe del caso a la Cancillería “ninguna autoridad informó nada a la familia”.

“El cuerpo de mi hermano ya está en la morgue para ser retirado, pero de acá no tenemos respuesta alguna de la gente de la Cancillería. Quedaron en comunicarse y no lo hicieron nunca”, manifestó y prosiguió: “Solo queremos que respondan por un argentino que fue asesinado brutalmente en otro país y que hagan la repatriación del cuerpo como corresponde”.

El hombre asesinado era pintor, dibujante y tatuador. Viajó por Sudamérica en busca de trabajo, en el último vivió en Perú hasta que retornó nuevamente a Ecuador. En la hostería donde fue asesinado, Domínguez estaba pintando un mural.

“En el pueblo están organizando una marcha para pedir seguridad y que se haga justicia para mi hermano Alejandro”, concluyó la hermana del chico asesinado.

Comentarios