PRECISAN VOLVER A la actividad

Moteles del Gran Rosario piden reabrir: advierten que unas 800 personas podrían quedar en la calle

Desde la Cámara que agrupa al sector le enviaron un escrito al intendente Javkin, en el que proponen al menos poder funcionar como alojamiento.


Como tantos otros sectores, el de los moteleros del Gran Rosario también se ha visto muy perfudicado por la cuarentena debido al coronavirus, por lo que piden que les permitan reabrir y hasta sugirieron que los dejen funcionar al menos como alojamiento, de acuerdo al escrito que este jueves le enviaron al intendente de la ciudad, Pablo Javkin.

Al respecto, uno de los integrantes de la Cámara de Moteles de Rosario y zona de influencia, Fernando Solari, dialogó con Rosario Nuestro y afirmó: “La situación de nuestra actividad es súper crítica, dado que desde el 20 de marzo estamos cerrados y seguimos pagando los sueldos, seguimos pagando los servicios y los impuestos. Todos los establecimientos son negocios familiares, son Pymes que no superan los 8 o 10 empleados. La espalda que podíamos llegar a tener se va a terminar en los próximos días y no vamos a tener para pagar más nada”.

“Vamos a tener que tomar la decisión triste de tener que cerrar los negocios porque la realidad supera las expectativas que uno pueda tener”, advirtió quien es propietario de un albergue en Villa Gobernador Gálvez. “La Cámara entre Rosario y Gran Rosario tiene 25 y 30 establecimientos, son alrededor de unas 800 personas que corren riesgo que en los próximos días dejen de tener sus ingresos”, contó.

Al momento de argumentar porqué consideran que están en condiciones de sumarse a las actividades exceptuadas, Solari dijo: “Necesitamos la apertura inmediata, tenemos una actividad con características propias como por ejemplo que no hay contacto entre cliente y empleado, como así también que las medidas de higiene y seguridad son fundamentales desde siempre en nuestro rubro, solamente se tendrían que ayornar acorde al protocolo del Covid-19, pero para nosotros no es nada nuevo el tema de la limpieza e higiene en las habitaciones”.

“Las sábanas, todo lo que es ropa blanca, se lava después de cada servicio en lavadores industriales o lavaderos propios, pero que usan todos los productos de higiene que corresponde. No entendemos el riesgo que genera nuestra actividad”, continuó explicando lo común que es para este sector seguir las normas sanitarias. “Necesitamos estar abiertos para generar algo y si bien no vamos a llegar a mantener la estructura, pero vamos a poder facturar como para pagar los sueldos y no dejar gente en la calle”, cerró.

x
Paladini flotante