en la televisión

Mimí Pons se acordó de su hermana en 'Quién quiere ser millonario'

La ex vedette habló de su regreso a los escenarios y se ganó 300 mil pesos en el programa de Santiago del Moro


Mimí Pons participó en ¿Quién quiere ser millonario?, el ciclo que conduce Santiago del Moro por Telefe, y sorprendió al conductor con su desparpajo y su simpatía. “Hace treinta días que me fracturé y me operaron la rótula de la rodilla derecha, así que estoy como en rehabilitación. Pero yo soy muy feliz. Mis días son maravillosos. Me encanta salir, me encanta ir al gym. Porque, para mí, es como ir al psicólogo, es una terapia”, dijo cuando le preguntaron cómo se encuentra actualmente.

Entonces, Del Moro quiso saber si detrás de esa persona sonriente que se veía siempre, había una postura. “No, lamentablemente, no soy de tener una doble personalidad. Tampoco soy mediática, aunque tendría que aprenderlo porque ahora es todo así. Pero yo no lo sé hacer. Yo me muestro como soy. Palabra de honor que soy así”, explicó Mimí. Y se diferenció de su hermana Norma, fallecida en 2014. “Ella tenía un carácter muy fuerte, por lo menos conmigo”, recordó.

En ese momento, el conductor le aseguró que la veía cada vez más parecida a su hermana. Y Mimí explicó: “No nos parecíamos en nada, ni siquiera físicamente”. Sin embargo, luego de que el conductor insistiera con el tema, la actriz reconoció: “Puede ser un poco por la voz. El problema es que yo abandoné o tiré mi carrera un poco por decisión de los demás. Me dieron a elegir o mis hijos o mi carrera. Mi marido me dijo: ‘Vos tenés que criar a tus hijos, no podés seguir en el teatro’. Porque con el horario se complicaba un poco. Y bueno, desaparecí. Volví porque Dios lo quiso, porque mi decisión tampoco era volver. Y, lamentablemente, volví después del fallecimiento de Norma. Pero esta voz la tuve toda la vida. Y te digo más: mi voz es un poquito más disfónica que la que tenía ella".

"Pero éramos iguales para hablar. Entonces, ahora creen que al volver, es como que Norma se reencarnó en mí. Y puede ser que, a lo mejor, sea mitad Mimí y mitad Norma. Puede ser. Lo que sí perdí, que tenía mucho, es esa burbuja, esa alegría del champagne”, dijo, melancólica.

Mimí no tuvo reparo en reconocer que en la actualidad, después de casi dos décadas de haber enviudado, no tiene problema en usar las redes sociales para conocer caballeros. “Estoy en eso, todavía no conocí a nadie pero tengo muchos amigos que me quieren”, dijo. Y aclaró que le gustan los señores “de sesenta en lo posible”, porque a ella le gusta “ser alumna y no profesora”. Por lo demás, la actriz aseguró que nunca se enamoró de ningún famoso, pero fue la musa inspiradora de tres grandes cantautores como Armando Manzanero, Facundo Cabral y Leonardo Favio.