ESPAÑA

Messi abrió el camino y Barcelona debutó con goleada en la Champions

Con goles del rosarino, Ansu Fati, Coutinho, Pedri y Dembélé, el conjunto catalán derrotó por 5-1 al Ferencváros de Hungría, en la primera fecha del Grupo G.


En su debut en la Champions League 2020/2021, Barcelona derrotó por 5-1 al Ferencváros de Hungría, en la primera fecha del Grupo G. Lionel Messi, Ansu Fati, Philippe Coutinho, Pedri y Ousmane Dembélé marcaron los goles del Blaugrana. Por su parte, el conjunto visitante llegó al descuento a través de Ihor Kharatin.

El encuentro comenzó parejo en el Camp Nou y así lo demostraron las llegadas que tuvieron ambos equipos. La primera ocasión la tuvo el Barça, a los 16 minutos de la etapa inicial, con zurdazo desde afuera del área de Messi que tapó muy bien el arquero Dénes Dibusz. En el rebote, ningún culé la pudo empujar y el grito de gol quedó atragantado.

Apenas tres minutos más tarde, Isael, mediocampista ofensivo del conjunto visitante, paralizó todos los corazones blaugranas cuando, tras una gran asistencia de su compañero Tokmac Nguen, reventó el poste derecho de Neto.

La tranquilidad para el Culé llegó a los 26 minutos y gracias a una genialidad de Messi. Y es que el argentino comenzó a dejar rivales en el camino en la banda derecha, se fue metiendo hacia el medio y, cuando ingresó al área, Adnan Kovacevic le cometió penal. Él mismo se hizo cargo de la ejecución y abrió el marcador para el conjunto catalán.

A medida que transcurrió el tiempo, Barcelona comenzó a dominar el trámite del partido y a encerrar al Ferencváros en su propio campo. Así, a los 42 minutos del primer tiempo, y luego de una gran habilitación de Frenkie De Jong de emboquillada, Ansu Fati consiguió anotar el segundo tanto para el Culé con un derechazo algo defectuoso.

Sobre el comienzo del complemento, más precisamente a los siete minutos, Messi la tomó dentro del área, se la cedió a Ansu Fati y este, con un gran taco, dejó de cara al gol a Coutinho, quien no desaprovechó la oportunidad y anotó el tercero con un fuerte remate al primer palo del arquero.

Con el objetivo de darle descanso a algunos jugadores, teniendo en cuenta que el sábado debe enfrentar al Real Madrid, a los 15 minutos Koeman sacó del campo a Sergi Roberto, Trincao, Fati y para que ingresen Ousmane Dembélé, Junior Firpo y Pedri.

Si quedaba claro que Gerard Piqué no podía detener a Nguen, quien en sus pocos intentos de ataque siempre había ganado, el central del elenco catalán quedó expuesto a los 25 minutos cuando el noruego le ganó en velocidad y no le quedó alternativa que camisetarlo para derribarlo. El árbitro cobró penal y el defensor se fue expulsado.

Con el descuento y el hombre de más, el Ferencvaros se animó a atacar, adelantó sus líneas y acorraló al local. Koeman apostó por Ronald Araújo para ocupar el hueco que había dejado Piqué y por Sergio Busquets, quienes ingresaron en lugar de Coutinho y Pjanic.

Pese a sus intentos, el cuadro húngaro sufrió el 4-1 en un contragolpe comandado por Dembélé. El francés por fin pudo sacarse una marca de encima, llegar hasta el fondo y darle un pase perfecto a un compañeros, en este caso el receptor fue Pedri, que de primera y en el punto penal sacudió fuerte abajo para gritar su primer tanto en Champions League.

Con espacios hubo tiempo también para el gol el francés, quien recibió de Messi, que aguantó como centrodeloantero la marca y soltó hacia su izquierda. Dembelé remató cruzado y pudo celebrar también en el Camp Nou para sellar el 5 a 1 que lleva tranquilidad a Cataluña.

x
Paladini flotante