mr11 dijo adiós

Maxi Rodríguez le puso punto final a su carrera, en un Coloso colmado de emociones: “Esto es único, a esta foto no me la voy a olvidar nunca”

La Fiera, colmado en lágrimas, se despidió del fútbol profesional con un emotivo homenaje de Newell's.


Fue una noche emotiva la que vivió el Coloso Marcelo Bielsa. Maxi Rodríguez tuvo su última función y dijo adiós. El estadio, colmado de leprosos, atravesó emotivas sensaciones pese al empate sin goles ante Banfield.

La emoción arrancó desde el inicio, la Fiera saltó al campo de juego con sus hijas y con unos botines especiales. Además, hubo una camiseta especial (con su imagen en el pecho) y sus compañeros se pusieron, antes del arranque del partido, todos la once, el número característico del emblema del conjunto rosarino.

Los aplausos a la Fiera no dejaron de sonar en toda la noche. A los 11 minutos de la primera parte del encuentro, y más aún, en el mismo tiempo de la segunda parte, donde MR11 dejó la cancha por Nazareno Funez.

Tras el pitazo final, el rostro del ídolo leproso se inundó de lágrimas y comenzó el cierre final que despidió a Maxi.

El ídolo fue ovacionado por los miles de leprosos. De la mano de sus hijas, dio una vuelta por toda la cancha, sintiendo el amor, cariño y respeto de su gente.

Finalmente, pisó el escenario y quebró en lágrimas, de la mano de dos videos emotivos que se proyectaron en el Coloso. Uno de los clips mostró su historia dentro de la cancha; el otro, emitió los saludos de grandes amigos y futbolistas como Sergio Agüero y Lionel Messi.

“Se me vienen muchas cosas a la cabeza, cuando yo empezaba, todo el esfuerzo y sacrificio. Le quiero agradecer a mi familia que siempre fueron los que estuvieron apoyándome en todo momento, querían que yo cumpla el sueño de jugar en primera división. No fue fácil, pero me lo hicieron más sencillo”, declaró la Fiera.

"Gracias a todos los leprosos por el apoyo que me dieron siempre, desde que empecé a jugar en esta cancha, siempre me apoyaron y bancaron, pasamos momentos buenos y malos peros siempre estuvieron", agregó, conmocionado.

"Me quedo con esta postal, con la cancha llena, me voy con este recuerdo maravilloso. Esto es mi vida, no lo voy a tener más, el domingo que viene me va a costar un huevo verlo por televisión, todo lo que empieza se termina. Nos vamos a ver del lado de la tribuna".

Y coronó su paso en Newell’s: “Esto es único, gracias, a esta foto no me la voy a olvidar nunca”.

 

x
Paladini flotante