se festeja en rosario

Mariano Elizondo: "Habrá tres descensos"

El titular de la Superliga lo confirmó este lunes. El miércoles se ratificará en Comité Ejecutivo.


La presión de los clubes con bajo promedio en el fútbol argentino de Primera División dio resultado: habrá sólo tres descensos, y nos los cuatro como estaban pautados para en la próxima Superliga, en la que arranca el próximo viernes 26 de julio. La noticia fue confirmada y ratificada por Mariano Elizondo, mandamás de SAF.

"Habrá tres descensos. Vamos camino a ese acuerdo para este temporada con el objetivo de llega a los 20 equipos para el 2023", expresó el CEO en De Fútbol se Habla así, por DirecTV. De todas maneras, todo tiene que ser ratificado por el Comité Ejecutivo de la entidad, que se reunirá el miércoles.

Esta historia y la rosca política comenzó cuando los clubes con bajo promedio intentaron primero anular los promedios, lo cual no fue posible por la oposición de los que tienen un buen acumulado. Luego, buscaron bajar los descensos de cuatro a dos, con lo que se rompería un acuerdo firmado con las empresas de televisión, que pautaba ya 22 equipos para la temporada 20/21.

En tanto, los once clubes más afectados negaron el quórum para una reunión del Comité Ejecutivo que debía ratificar el Reglamento para la temporada 2019/2020. De todas maneras, la entidad inmediatamene ratificó que los descensos no se tocaban. Hasta que este lunes los directivos de Newell's y Central anunciaron que ha habían logrado reducir los res descensos y que la Superliga lo anunciará el miércoles.

Así, el próximo torneo será de 23 equipos, lo que obligará a volver a jugar como sucedía en la década del 70, que había un equipo por jornada que tenía fecha libre. En la temporada 21/22 serán 22 equipos, con lo no habrá fecha libre y sí lo habrá con 21 clubes en la 22/23.

En definitiva se buscó una solución salomónica entre el reclamo de los clubes con bajo promedio y los aliviados. Además, hubo dirigentes que se quejaron porque a Huracán y San Lorenzo les devolvieron seis puntos que les habían quitado en la Superliga por irregularidades en las declaraciones juradas. Eso, fue un factor de presión para bajar un descenso.