su tercer título

Marco Ruben lo hizo: en menos de un año ganó la Copa Argentina y la de Brasil

El Athletico Paranaense se consagró frente a Inter en Porto Alegre y el ex Central alzó un nuevo trofeo.


Así es a veces la carrera de los futbolistas, que lógicamente tiene más tristezas que alegrías y estas últimas quizás nunca lleguen. En el caso de Marco Ruben aparecieron todas juntas en menos de un año, cuando la posibilidad de salir campeón se le negó en varias ocasiones, lo logró con el club de sus amores en diciembre pasado, mientras que en su aventura en tierras brasileñas lo hizo por duplicado en agosto y en este septiembre.

La primera conquista fue la que más le tocó el corazón: con Central obtuvo la Copa Argentina 2018 contra Gimnasia en Mendoza, el mismo título que estuvo muy cerca de alcanzar en las ediciones 2015 y 2016. Lejos de su versión de mayor brillo futbolístico pero siempre importante desde su liderazgo, el otrora capitán auriazul se dio el gran gusto.

En la noche de este miércoles se quedó con el trofeo similar pero en el país vecino. Athletico Paranaense alzó la Copa de Brasil imponiéndose 2-1 a Inter en Porto Alegre, mismo rival al que venció en la ida 1-0 en Curitiba. Marco dio una asistencia en este decisivo choque y venía de anotar un gol clave en las semifinales para igualar la serie ante Flamengo y luego eliminarlo por penales. A su vez, el Furaçao aseguró su clasificación a la Libertadores 2020.

Antes de este nuevo campeonato, el tercero en su carrera, Ruben también ganó la Suruga Bank en Japón cuando el Paranaense goleó 4-0 al Shonan Bellmare. Es decir, hace un año atrás el nacido en Fray Luis Beltrán hace 32 años (el 26 de octubre cumplirá 33) no había podido dar una vuelta olímpica y en nueve meses lo logró en tres ocasiones. Las vueltas de la vida y del fútbol.

Hasta el momento, Ruben disputó 29 partidos en el conjunto brasileño, donde anotó diez goles y dio dos asistencias. Se transformó en un futbolista importante para el club, que en noviembre debe definir si hará uso de la opción de compra o no y la misma está fijada en U$S 1.250.000. En Arroyito, el ingreso económico serviría, aunque este revitalizado jugador podría ser un refuerzo de lujo para Diego Cocca y que llegaría para la etapa decisiva de la dura temporada que los canallas atraviesan en la lucha por permanecer en la Superliga.