TRAS SU DISCURSO EN EL MARTÍN FIERRO 2017

Marcela Feudale, durísima con Alfredo Leuco

La locutora cuestionó al periodista a través de una carta en las redes sociales en la que cuestiona sus dichos sobre los trabajadores.

Por Rosario Nuestro

martes 14 de noviembre, 2017

Marcela Fuedale durísima con Alfredo Leuco.

Foto: Archivo.

Poco se habla de los premiados la noche del domingo. Atrás quedó el reconocimiento con el Oro a Luis Novaresio. Las repercusiones de la fiesta de los Martín Fierro de Radio 2017 se centran fundamentalmente en el escándalo que desataron las declaraciones de Alfredo Leuco, quien  cuestionó el discurso que leyó una compañera de Reynaldo Sietecase por el cierre de algunos medios y responsabilizó a parte del empresariado vinculado al kirchnerismo.”Hay que saber elegir”, sentenció Leuco sobre los empelados.  Ahora, la que decidió hacer pública su postura fue Marcela Feudale. A través de una carta en su cuenta oficial de Facebook, la locutora lo retrucó ” En la vida hay que saber elegir… si te dejan”.

En el extenso texto “la enana”, resume los entretelones de su carrera para afianzar su posición. Asegura que las posibilidades de elegir para los trabajadores en el rubro son limitadas en parte, por temor a perder el trabajo. Además, enumera a varios de los empresarios con los que trabajó; entre ellos Marcelo Tinelli, Daniel Vila, y Cristóbal López.

A continuación, parte de la carta:

“Estimado Sr. Leuco: Le escribo estas lineas desde el mas absoluto respeto, pidiéndole de antemano perdón, si en ocasiones, la tristeza, la pasión o la indignacion me traicionan o nublan mi entendimiento”.

“Soy una mujer que hace 33 años ejerce la mas hermosa profesión que alguna vez pude ELEGIR, y para ello me capacite: estudie locución, periodismo y curse una Licenciatura en Historia, porque creía -y creo- fervientemente que quien se sienta frente a un micrófono debe estar capacitado para “cuidar” el magnifico USO DE LA PALABRA, debiendo cuidar cada coma, cada palabra, cada signo de puntuación que se emite, para evitar la tergiversación o la mala interpretación de nuestros dichos. Debemos ser puristas del lenguaje”.

“En estos años transitados laburé incansablemente en busca de mis sueños, y por lógica, de mi progreso profesional. Logré económicamente algunas cosas: un pequeño departamento que casi se lleva el agua en la ruptura del 1 a 1; 1 auto; algún que otro lindo viaje y cierto bienestar. Hoy vivo en la casa q con esfuerzo construyo otro laburante: mi viejo”.

“Muchas veces, mis vacaciones, quedaron sofocadas por el deseo de progreso, por la falta de dinero o por conservar algún empleo por temor a perderlo. Ud. bien sabe que los empleos en Argentina, mayormente siempre escasearon, e insertarse en nuestro medio no es cosa fácil”.

“Pertenezco a una de las primeras promociones surgidas bajo la Democracia. Voté a Alfonsín. No voté a Menem, Creí en De la Rua. Opté por Néstor Kirchner. No voté a Cristina y tampoco voté al PRO“.

Siempre sentí que la Argentina Democrática me acompañaba y que era lo mejor que podía pasarnos a pesar de todo. Aciertos y errores. Pero jamás participé de pasiones políticas en ningún momento. No he recibido favores de ningún gobierno de turno y jamás coquetee con el poder“.

“He tenido algunas oportunidades de decir lo que pienso, pero hoy se me impone como una necesidad lo que me ahoga, me sofoca. La angustia y el enojo que me corroe desde el sábado por la noche”.

“Es obvio que en el aprecio que siento por los seres humano, no coincido ni con el improperio soltado contra ud en el salón de los Martín Fierro, ni tampoco con los dichos soltados respecto a la actitud de Diego, a quien conozco y respeto. Pero necesito que sepa, que la poca claridad de su discurso alentó a que muchos desconocedores de nuestro medio, aquellos que no saben ni como se articula, confundieran los tantos y creyeran que los LABURANTES somos culpables¿Culpables de qué?”.

Ud sabe perfectamente que en los medios hay jerarquías y que no todos estamos habilitados a decir lo que pensamos a boca de jarro. Se impone que aclare que sus palabras iban dirigidas a algunos dueños nombrados y a algunos periodistas (que también debió haber nombrado) porque del modo expresado solo hemos quedado empantanados todos. Enlodados. Lo invito a revisar cuentas de twitter para observar lo que en pocos minutos se logró. No quiero atribuirme la representación de todos, solo quiero explicarle desde mi experiencia, como se siente”.

“En 1992 mi profesión fue desregularizada, por lo que pase a ser una Locutora independiente que supo que desde entonces nunca la iban a contratar en relación de dependencia, por lo que jamás recibiría indemnización alguna o “esas nimiedades” si decidían reemplazarla por otro profesional. No me amilané. Me dijeron que de este modo iba a ganar mas que un empleado común y quiero que sepa que eso jamás sucedió y menos en estos tiempos, por lo que terminé teniendo siempre varios laburos. YO NO ELEGÍ”. 

Comentarios