intentan sindicalizarse

Maleteros de la terminal quieren ser reconocidos por las autoridades municipales

Sólo vivimos de las propinas y la predisposición de la gente , argumentaron.

Redacción Rosario Nuestro

jueves 6 de diciembre, 2018

Desde mediados de este año, los maleteros de la terminal de ómnibus de la ciudad de Rosario reclaman ser reconocidos como trabajadores formales. Después de una instancia en el mes de octubre en el Concejo, donde las partes fueron llamadas a discutir la problemática, la Comisión de Producción y Promoción del Empleo tomó el caso para su evaluación, aunque los tiempos legislativos dicen que no habrá una posible respuesta o tratamiento de la problemática hasta la inauguración en 2019 de las sesiones ordinarias del Concejo.

Por su parte, los trabajadores tienen una larga lista de reclamos, pero puntualmente pidieron ser registrados por las autoridades y manifestaron expresamente la necesidad de contar con aportes jubilatorios, obra social y ART.

Por el lado de las autoridades de la terminal, argumentaron no tener ningún tipo de responsabilidad sobre los maleteros, aunque reconocieron su existencia, y dijeron que la responsabilidad sobre este tema recae en las empresas que es a quienes prestan servicios.

Como válvula de escape, el presidente de la terminal, Orlado Debiasi, vio positivo la creación de una cooperativa que, hasta estos días, es la única posibilidad desde la óptica del funcionario. Sin embargo, los trabajadores no ven en esta herramienta una salida para sus problemas.

Debiasi, desde su lugar como autoridad, dijo a Mirador Provincial que desconoce a quienes intentan sindicalizarse. Y señaló que la cooperativa está conformación, por lo tanto, reconoce a sus autoridades y tiene en su poder todos los nombres de sus futuros integrantes. Seguidamente, Debiasi reiteró que “no existe relación de dependencia” con los maleteros y que únicamente a la cooperativa será la encargada de llevar adelante dicha tarea. “Los otros no los conocemos y ni sabemos quienes son”, dijo Debiasi.

Matías Britez, es maletero y trabaja en la terminal desde hace diez años subiendo equipajes a los micros. Para él y el grupo que lo acompaña, la mejor opción es la sindicalización. “Estamos indignados de que nos mienta para que pueda quedar bien él. En algo le debe afectar que no nos quiere reconocer, pero no vamos a bajar los brazos hasta ser reconocidos como trabajadores”, disparó contra el presidente de la terminal, Orlando Debiasi.

En ese sentido sostuvo que el formato cooperativo ya fue implementado y fracasó dos veces, y volvió a increpar al presidente de la terminal diciendo: “En vez de ayudarnos nos tira para abajo, argumenta que somos un grupo minúsculo y conflictivo y la verdad que no es así”. En referencia a lo anterior indicó que son un grupo de 57 trabajadores y que quienes apoyan la cooperativa son los jubilados cercanos al presidente de la terminal. Sin embargo, Debiasi sustenta lo contrario, al decir que cuenta con el respaldo del grueso de los trabajadores y de esa forma ningunea el reclamo de Britez.

“Es gente que hace más de 30 años que está acá y ya están acomodados. Él se esta aferrando (Debiasi) con los papeles viejos, pero la mayoría de los compañeros no estamos de acuerdo con la cooperativa. Lo está haciendo a espaldas de nosotros y está poniendo gente, igual no son más de diez los que se sumaron a su idea”, enfatizo Britez sobre la realidad actual de los maleteros.

El alivio de Britez reside en S.I.T.M.A.R.A, (Sindicato de Trabajadores Maleteros de la República Argentina) un sindicato en formación que nucleará nacionalmente a los maleteros de 18 terminales. “Hace tres años empezó esto en Liniers, Guido Menjia es su director general, pero lo que falta para que se concrete, es la firma para adquirir la personería jurídica por parte del ministerio de Trabajo”, explicó y agregó que el archivo se encuentra demorado hace un año. “Vamos a tener lo que merecemos, dignidad del trabajador”, expresó anhelada espera.

Por ahora, y desde hace mucho tiempo, los maleteros se organizan por su cuenta. Trabajan en tres turnos, soportan condiciones insalubres y hasta juntan “una vaquita” para gastos médicos cada vez que un compañero se lesiona. El pedido de regularización laboral es un reclamo histórico de generaciones de trabajadores maleteros.

Uno de los ediles que tomó el tema, fue la concejala Celeste Lepratti del Frente Social y Popular, quien recordó que es la primera vez en la historia de la ciudad que se pone sobre la mesa la problemática de estos trabajadores que, a lo largo de los años, fueron invisibilizados. “Lo cierto es que todos los que tomamos un colectivo, pagamos dentro del boleto una comisión de carga y descarga de un 2 por ciento. Sobre eso alguien tiene que explicar quien lo retiene y dónde van esos fondos”, detalló Lepratti.

Y agrego: “Lo que vemos en Rosario no es ajeno a la situación de otras ciudades. No estamos de acuerdo con la respuesta de parte de las autoridades de que deban ajustarse a un formato cooperativo”. Lepratti tiene en sus manos un proyecto que intentará ingresar en corto plazo y donde se intentará que los trabajadores tengan su debido reconocimiento, ya sea por parte de las empresas o el estado que es quien administra la terminal.

En una de las últimas sesiones del Concejo del mes de noviembre, se pidió al Ejecutivo un relevamiento para quienes ejercen dicha tarea. El proyecto partió de las filas de la concejala Fernanda Gigliani del bloque de Iniciativa Popular. Este proyecto prevé tener un numero cierto de quienes son los trabajadores, aunque no es lo que resuelve el tema de fondo, “es una herramienta que le da visibilidad a los trabajadores, indicó la edil”. Sobre esto todos se mostraron conformes, pero la situación queda sin resolver y será uno de los temas que deberá solucionar el municipio pasado el verano.

Comentarios