respaldo a la fuerza

Macri visitó la sede de Gendarmería que fue atacada con una molotov

Fue al regresó de su viaje a Nueva York.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 26 de septiembre, 2018

A su arribo al país de regreso de Nueva York, el presidente Mauricio Macri visitó hoy la sede de la Gendarmería Nacional que fue atacada con bombas molotov el pasado lunes, en el marco de la movilización que realizaron las CTA en la Plaza de Mayo.

Antes de dirigirse hacia la Residencia Presidencial de Olivos para encabezar la reunión de Gabinete diaria, el mandatario se acercó hasta la sede de la Mutual de Suboficiales de esa fuerza, ubicado en Tacuarí 566, en el barrio porteño de Monserrat.

Junto a las autoridades de la fuerza federal, el jefe de Estado condenó el violento hecho que se produjo el pasado lunes a las 16:30, cuando un grupo de personas con capuchas arrojó bombas molotov contra el edificio.

“Esta mañana llegué de Nueva York y fui directamente a conocer los pormenores del ataque y expresar mi solidaridad.

Este ataque insensato requiere la condena de toda la sociedad argentina”, manifestó el líder del PRO, que estuvo acompañado por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

A través de las redes sociales, el Presidente destacó que en el lugar atacado “se atiende a miembros de la fuerza y a sus familiares”, por lo que el Ministerio de Seguridad ya advirtió que el episodio “no quedará impune”.

Al respecto, la funcionaria nacional destacó el “gesto realmente importantísimo” que realizó Macri con su visita, apenas aterrizado en Buenos Aires tras su viaje a Nueva York para participar de la Asamblea General de la ONU.

“El Presidente aterrizó y fue directo a la sede de la Mutual de Suboficiales, que fue atacada el lunes por un grupo de manifestantes que lanzaron bombas molotovs. Fue a estar ahí, con la gente, a decir que estamos absolutamente en contra de esta violencia y que vamos a investigar a fondo para saber qué sucedió”, manifestó en declaraciones a la prensa tras la reunión de Gabinete en la Quinta de Olivos.

Ese mismo edificio también había sido atacado a pedradas el 1 de septiembre de 2017, luego de una masiva movilización para reclamar la aparición del joven artesano Santiago Maldonado.

A pesar de la magnitud del ataque, que quedó grabado por las cámaras de seguridad de la puerta de entrada a la sede de Gendarmería, no se registraron personas heridas.

Comentarios