RADIO MITRE ROSARIO

Los moteles se reestructuran para dar servicios de mayor calidad

Los cambios de hábitos y las sucesivas crisis económicas obligaron a sus dueños a pensar en nuevas propuestas y seductoras promociones para que la actividad no decaiga.

Por Rosario Nuestro Redes

miércoles 25 de julio, 2018

A medida que pasan los años las costumbres van modificándose, ya sea por cuestiones culturales, sociales o más bien económicas y los moteles no quedan exentos de estos cambios. Ángel Annoni, propietario del motel Las Brujas desde hace 30 años, habló con El Diario de Mañana en Radio Mitre Rosario y contó como vive hoy el sector los embates de la crisis económica, además de las adaptaciones que deben hacer para atraer a los nuevos clientes.

“Antes entrar a un motel estaba mal visto, no contaban con mucha tecnología porque no hacía falta”, afirmó Annoni. y dijo que las habitaciones eran pequeñas y más de la mitad del espacio lo ocupaba la cama. Pero en el nuevo milenio, las cosas han cambiado y  los moteles se proponen como lugares íntimos y cómodos donde es posible compartir una charla, tomar una copa y que después se encienda el amor.

La implementación de otros servicios como un buen desayuno o una cena o almuerzo gourmet son un valor agregado que antes no existía. También hoy se puede disfrutar de buenas películas condicionadas en  pantalla gigante, gozar del hidromasaje o tomar una bebida del frigobar. “La situación esta complicada pero día a día vamos invirtiendo”, dijo Annoni.

En este contexto, las concejalas María Eugenia Schmuck y Fernanda Gigliani presentaron un proyecto para modificar la ordenanza municipal que regula la cantidad de personas que pueden ingresar por habitación en los moteles o albergues por hora. Ángel Annoni explicó que esta iniciativa no sólo está acorde a los tiempos que se viven, con mayor libertad sexual, sino que además incrementaría el trabajo en esa actividad.

La normativa intenta que puedan ingresar más de dos personas por habitación, ya que en la actualidad solo está permitido el acceso de dos personas por cuarto. “El trabajo es cada vez menor en esta actividad, no sólo por la situación económica, sino por los cambios de costumbres, sobre todo en los jóvenes ya que tienen otras posibilidades”, explicó Annoni.

Comentarios