ATAQUE MAFIOSO

Los magistrados le exigieron a Lifschitz más seguridad para trabajar

El colegio que nuclea a los jueces santafesinos se reunieron hoy con el gobernador Miguel Lifschitz y el ministro de Justicia Ricardo Silberstein para expresarle su preocupación por los atentados intimidatorios.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 6 de agosto, 2018

Después de los reiterados hechos de violencia por parte de bandas organizadas contra funcionarios judiciales  de la provincia, el gobernador asistió este lunes a una reunión con miembros del Colegio de Magistrados provincial y miembros del poder judicial, quienes le solicitaron al mandatario una solución al problema, antes de que esas maniobras de amedrentamiento acaben con la vida de alguien.

El encuentro se desarrolló en Balcarce al 1500, sede del Colegio de Magistrados en Rosario. El consejo directivo de la entidad que aglutina a los jueces exigió al gobierno de la provincia que utilice todas las herramientas posibles que se encuentran en la Constitución provincial y sus leyes con el fin de revertir la situación que afecta el funcionamiento de los poderes del estado a causa de los hechos de violencia suscitados en los últimos tiempos.

El pedido fue en principio mediante un comunicado de la institución, donde dijeron: “Es importante que garantice la seguridad en los lugares de trabajo de los operadores del sistema como así también del público en general, usuario del servicio de justicia”. Del encuentro participaron el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein, los ministros de la Corte Suprema residentes en Rosario y el presidente de la Federación Argentina de la Magistratura, el rosarino Ariel Ariza. El gran ausente de la reunión fue el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

En particular, se peticionó al Poder Ejecutivo provincial que garantice la seguridad en los lugares de trabajo de los operadores del sistema como así también del público en general, usuario del servicio de justicia. Y se reiteró la necesidad de continuar con las medidas de preservación de la seguridad personal de los funcionarios y magistrados que han intervenido, o tienen que intervenir, en procesos de gran trascendencia pública.

Mientras tanto, en Santa Fe, el ministro de Gobierno, Pablo Farías, hablo en rueda de prensa con los medios de la ciudad capital y dijo: “Estamos preocupados pero este plan que intenta hacernos modificar el rumbo no tendrá efecto. Seguiremos adelante, en comunicación permanente con los fiscales y jueces. Todos estamos de acuerdo en seguir adelante, eso haremos, y esperemos que en breve el Ministerio Público de la Acusación y los jueces logren resultados positivos”.

“Nosotros creemos que hay claramente un intento de desestabilizar institucionalmente lo que se está haciendo en términos penales y lo que se busca con este tipo de hechos es amedrentar a todos los que tienen responsabilidades y están avanzando con estas causas”, dijo el ministro.

Y sostuvo que no van a cambiar el rumbo y que se están dialogando en mesa conjunta con el Poder Judicial para seguir investigando hasta las últimas consecuencias. “Son hechos graves y por supuesto que hay líneas de investigación que se están llevando a delante que esperemos que tengan unos resultados positivos y responsables pronto”, explicó.

Comentarios