14°
jueves 18 de abril del 2024

Los esfuerzos de su esposa para pagar su tratamiento

A cuatro años del accidente de Michael Schumacher esquiando en los Alpes franceses, su esposa trata de solventar los costosos gastos del tratamiento del ex piloto de Fórmula 1, que se encuentra en estado vegetativo.

El alemán se encuentra internado en su mansión a orillas del lago Geneva, en Suiza, y su mujer, Corina Betsch, comenzó a desprenderse de varios tesoros y propiedades familiares, como la cabaña que poseían en Noruega cerca de Oslo.

La estrategia financiera que adoptó la esposa de Schumacher se debe a que el tratamiento cuesta al rededor de 165 mil dólares por semana y el problema radica en que casi todos los sponsors que acompañaron al siete veces campeón de la Fórmula 1, retiraron su auspicio.

Otro de los objetos preciados que ya no pertenecen más al clan Schumahcer es el Rolls-Royce Phantom coupé que la familia utilizaba para viajar, valuado en 380 mil dólares.  Lo más original, era la chapa con la firma y el nombre del alemán.

Mientras tanto, Schumacher sigue con vida rodeado por un cerco mediático levantado por la familia que no permite que se sepan novedades del estado de salud del ex piloto.