RADIO MITRE ROSARIO

Los efectos de la pandemia en los barrios rosarinos: "La situación es más compleja que nunca"

Así lo afirmó el cura responsable de la Pastoral Social sobre drogodependencia, Fabián Belay, quien desde hace años se ocupa de la distribución de alimentos en las zonas más carenciadas de Rosario.


Son momentos difíciles en los barrios de Rosario. Si bien la ayuda del Estado Nacional apaciguó un poco las cosas, la crisis pega más fuerte en los sectores más vulnerables.

El padre Fabián Belay es el cura responsable de la Pastoral Social sobre drogodependencia de la arquidiócesis de Rosario y tiene un gran camino recorrido por los barrios más empobrecidos de la ciudad.

Su trabajo ha sido siempre el de la asistencia a la gente en situación de pobreza y se ha encargado de organizar la ayuda alimentaria en cada uno de los barrios de la ciudad. Hoy, según manifestó Belay, la situación es “más compleja que nunca” ya que a la crisis que en la que venían inmersos los sectores más vulnerables del país, se le suma una pandemia que, no solo provocó miedo sino que, hizo que en alguno sectores, desaparezca la clase media.

“Los frentes se fueron abriendo, vemos gente que antes no pedía y de golpe vemos que se ven en la necesidad de salir a hacerlo. Al no haber trabajo solicitan una mano y tuvimos que abrir 15 cocinas nuevas y comedores que ya se habían cerrado”, describió el párroco en diálogo con Radio Mitre Rosario.

En ese marco, Belay contó que están trabajando “con la ayuda básica” y la “distribución de alimentos”. “Venimos trabajando con Cáritas y también con las parroquias que fueron organizándose para entregar alimentos y viandas. Se están etregando alrededor de 5 mil viandas por día en distintos barrios de la ciudad”, detalló.

Las ayudas surgen en un 50 por ciento de privados y el otro 50 del Estado. De ese último porcentaje, el 45 porciento llega de la provincia y un 5 del municipio.

“Nunca dejamos de en la distribución de alimentos, pero ahora es mucho más de lo que se acostumbraba”, destacó.