¿CÓMO LOS AFECTA LA CRISIS?

Los clubes de Rosario en la pandemia: entre enormes gestos solidarios y el pedido de subsidios que contemplen a todos

Han puesto sus instalaciones al servicio de la Municipalidad, realizaron colectas de alimentos o ropa, como así también organizaron ollas populares, pero precisan con urgencia una ayuda económica.


Los clubes son mucho más que solamente un espacio para realizar deportes, para encontrarse entre amigos, sitios de esparcimiento o recreació y en Rosario eso está más que claro. Orgullosos pueden inflar el pecho todos los que forman parte de las más de 400 entidades de la ciudad, ya que mientras más grande sea la crisis, mayores son los gestos de solidaridad.

Frente al avance del coronavirus, unos pocos días antes que se decrete el aislamiento social, preventivo y obligatorio el 20 de marzo, las instituciones comenzaron a cerrar sus puertas paulatinamente, pero no su corazón. En todo este tiempo de pandemia, desde las más grandes y de mayores recursosos a las más chicas, han dado sobradas muestras de su incansable afán por ayudar a los más necesitados y afectados por la pandemia.

En diálogo con este medio, el presidente de la Red de Clubes de Rosario, Jeremías Salvo, comentó que "la realidad no difiere mucho de los últimos dos meses desde que se decidieron cerrar todos los clubes y de hecho se agravó un poco más" y detalló: “Por un lado están los clubes medios y un poco más grandes que deben hacer frente al pago de salarios y por otro los clubes más chicos, que están en los barrios más populares y periféricos de la ciudad que se han cargado la crisis social al hombro y están cocinando, entregando alimentos, entregando una copa de leche, se nos hace muy difícil sostener la parte alimentaria en esos lugares”.

“Están los que no han hecho colectas de alimentos, pero están entregando una copa de leche, algunos están recibiendo ropa de abrigo, en los barrios en la mayoría clubes están cocinando, haciendo ollas populares una o dos veces por semana. Muchas instituciones han cedido espacios a la Municipalidad como centros de aislamiento para personas en situación de calle o para adultos mayores", destacó Salvo y agregó: “La función social que están cumpliendo los clubes en los barrios es tremenda, gracias a Dios está construcción colectiva de la cual siempre hablamos está dando sus frutos”.

De todos modos, es lógico que también precisan las propias entidades una ayuda. "Seguimos sin que el Estado nos dé una mano, ayer (por el lunes) habían anunciado desde Nación, subsidios de entre 60 y 70 mil pesos para los clubes, pero solo podían acceder el 20 por ciento: es decir, de 20 mil clubes que hay en Argentina, solamente podían acceder 1.200”, criticó el referente de la Red de Clubes de Rosario.

“Desde la Confederación Argentina de Clubes y todas las asociaciones que nuclean clubes, rechazamos esa línea de subsidio", aseguró Salvo, quien encontró algo de esperanza en una situación que notó este martes: "El Ministerio de Deportes de Nación retiró de la página ese anuncio, por lo que entendemos que se nos va a convocar a algún tipo de reunión para ver de qué manera se implementa algo para que todos los clubes, desde los más chicos a los más grandes, puedan acceder y sin trabas burocráticas”.

Por otra parte, informó que "aquellos clubes que tienen empleados ya han cargado en la página de AFIP y en principio, desde este jueves 7 le estarían depositando la parte que le corresponde al Estado, el 50 por ciento del salario de los trabajadores", aunque esto es apenas "un paliativo a la situación".

La realidad indica que el problema de base sigue estando y se agravará más mientras más se prolongue la pandemia. "Los clubes seguimos sin tener ingresos y sin poder cobrar las cuotas, sobre todo para los clubes de barrio. Algunos clubes más grandes tienen el débito automático pero así y todo es casi nulo lo que recaudan. Esto que no nos puden cortar los servicios está bueno y es interesante en el momento, pero la realidad es que cuando volvamos no vamos a poder pagar las tarifas que nos lleguen de los meses que estuvimos cerrados”, cerró Salvo.

En definitiva, mientras redoblan los esfuerzos para seguir colaborando con las causas más urgentes en estos tiempos donde el coronavirus ha afectado tanto, a su vez solicitan que el Gobierno entregue subsidios a los que puedan acceder todos, de los clubes más gandes a los más chicos. De lo contrario, el escenario será cada vez más complejo para las tan queridas y necesarias instituciones de la ciudad.

x
Paladini flotante