Roberto Villavicencio, presidente del Grupo Oroño

"Lo que paga un afiliado está un 50% por debajo de los costos operativos"

Desde el sector asumen que los insumos están atados al dólar y que la pérdida del poder adquisitivo afecta notablemente la rentabilidad de la salud.


Este viernes se supo que las prepagas podrán incrementar en dos cuotas de hasta un 4%, en octubre y noviembre, el valor de los planes a sus afiliados. La decisión fue formalizada mediante la Resolución 1701 de la Secretaría de Gobierno de Salud, publicada en el Boletín Oficial.

En tanto, Roberto Villavicencio, presidente del Grupo Oroño, dialogó sobre el tema con el programa El Puente de Radio Mitre Rosario y dijo que la salud privada no escapa a las generales de la ley ya que la devaluación también impacta fuerte en el sector. En ese sentido, señaló que deben “sostener a ultranza los salarios de sus trabajadores”, por lo tanto y de alguna manera, hay que trasladar estos costos a la cuota de los asociados.

Del mismo modo, advirtió que lo que paga una persona por recibir un servicio médico está un 50 por ciento por debajo de lo que debería costar. En efecto, otro de los inconvenientes es la recuperación del sector a la que cuantificó como “muy lenta”. Asumiendo que el sistema de salud argentino está financiado con los sueldos de los trabajadores, por lo tanto las empresas de salud dependen esencialmente de los salarios.

Luego, dijo que en la actividad sanatorial “todo está atado al dólar”. Pero a pesar de la dura situación, Villavicencio trajo calma y afirmó que los servicios de sus sanatorios se prestan con total normalidad y que habrá que sobrellevar la situación.

Otro de los temas de la entrevista fue la posibilidad de reconfigurar el sistema de salud. “No es nada sencillo, lo ideal sería hacer una reingeniería”, explicó el médico. También indicó que los pacientes en argentina reciben un servicio que ninguna parte del mundo existe. “Es un Plan Medico Obligatorio (PMO) donde se da de todo y creo que es ahí donde se pueden acotar los gastos que tenemos”, admitió.

Por otro lado, señalo que el Estado trasladó a los privados la obligación de atender al 70 por ciento de la población y entendiendo la situación actual “debería dar facilidades en corto plazo para poder hacer un puente hasta que todo se regularice”.

Las subas, sexta y séptima en lo que va de 2019, se suman al 6% ya informado con el que vendrán las facturas de septiembre. Este año, vale recordarlo, las empresas recibieron permiso para aumentar los planes 5% en febrero, 7,5% en marzo, 5,5% en julio, 6% en agosto y el 6% ya mencionado. El año pasado, además, había terminado con alzas del 8% en octubre y del 8,5% en noviembre.

 

x
Paladini flotante