OPINIÓN

Lo Celso y la falta de transparencia


El 29 de mayo pasado tomamos conocimiento, a través de los medios, que la Comisión Directiva reconocía que Andrés Miranda “había cobrado 600.000 euros por haber realizado un contacto entre Central y los franceses” con motivo de la transferencia de Lo Celso. La noticia sorprendió, ingratamente, a todos los hinchas canallas.

Hasta ese momento había un entendimiento generalizado que la transferencia se hizo de club a club, idea fundamentada en que era pública y notoria la presencia de los franceses en Rosario, que fue resaltada por los medios cuatro meses antes de que el pase se hiciera efectivo.

Además, la operación de pago no apareció en la Memoria y Balance de los años siguientes a la trasferencia, lo que da que pensar que se la trató de ocultar.

Pero ahora nos enteramos, oficialmente, dos años después, que se pagó 600000 Euros +IVA de comisión a un intermediario. Es un tema serio, que merece alguna explicación.

Recordemos que el 26 de Julio del 2016 las autoridades de Rosario Central y el PSG anunciaron simultáneamente, en Rosario y París, la transferencia del Giovanni Lo Celso al club francés. Nuestro club no dio ninguna información sobre las cifras de pagadas por la misma.

Conocíamos por distintos medios que lo informaron el 26/7/16, que el jugador había sido vendido en 16 M de Euros. Página 12 agregaba que al club le quedaría libre 9 M de euros.

Tiempo después, el 12 de octubre del 2016, en una Asamblea Informativa, se dio como cifra oficial del pase 13.245.035 euros. Esto también quedó reflejado en medios de la ciudad. Luego silencio total.

Recién en enero del 2018, Luciano Cefaratti dio a conocer que al club habían ingresado solamente 7.388.906,9 Euros limpios más un esquema de bonus a pagar según los logros deportivos por la actuación de PSG en la Champions. Lo hizo a través de su página de Facebook.

La cifra dada por Cefaratti permitió, junto a la comunicada en la Asamblea del 12 de octubre, intentar hacer un “ejercicio” numérico a fin ver como se pasaba de una cifra a otra, dado que la diferencia era de más de 5.8 millones de euros.

Lo primero a tener en cuenta el 20 % del pase de Lo Celso pertenecía a la academia Griffa (Bermúdez, Sensini y otros).

A esto habría que descontarle las contribuciones a AFA, FAA, Impuestos a los sellos, Seguridad Social y porcentaje del jugador (15%) lo cual suma alrededor del 26% de monto total.

Aún conociendo estos datos era imposible “cerrar” los números, de donde deduje que había un monto pagado que se desconocía el receptor.

Finalmente, en una reunión entre la Comisión Directiva y las Agrupaciones Registradas, el 30 de mayo reciente, un dirigente de la oposición que conocía el tema inquirió sobre el mismo, lo que originó mucho desconcierto entre los miembros de la CD, pero terminaron confirmando la noticia, como decíamos a iniciar la nota. Los medios comentaron el hecho y así la información se hizo pública.

Efectivamente se habían pagado 600.000 Euros+IVA de comisión. Entonces sí, los números de la transferencia comenzaron a cerrar.

La presencia de intermediarios en la transferencia del futbol es normal, aunque no debiera serlo.

Pero Lo Celso ya era conocido en Europa. La Gazzetta dello Sport lo había incluido en enero del 2016, junto a Driussi, como una promesa mundial sub 20 de Argentina y además era conocido por su segura participación en la selección olímpica nacional.

¿Cómo se puede entender la presencia de un intermediario para venderlo?

La Comisión Directiva debería presentar un informe completo de porque, como y cuando eligió un determinado intermediario para efectuar la transferencia, cual es el motivo porque se se ocultó el hecho y que justifica el monto pagado.

El FORO, que gobierna el club, hizo de la transparencia una bandera para ganar las elecciones. Este hecho pone en duda que estén cumpliendo con lo que prometieron.

x
Paladini flotante