FUE 2-0 EN MADRID

Liverpool frustró al Tottenham de Pochettino y alzó su sexta Champions


En una final que estuvo por debajo de lo esperado por tratarse de dos equipos con claro ADN del fútbol vertical de la Premier League, Liverpool fue más práctica y venció 2-0 a Tottenham para quedarse con la Champions League, la sexta en su historia.

Apenas iban segundos de juego cuando un centro de Mané pegó en el pecho de Sissoko en primera instancia y luego en su mano. El árbitro sloveno Damir Skomina no dudó, cobró penal y Mohamed Salah lo cambió por gol para el tempranero 1-0.

Con la ventaja, los Reds manejaron el trámite del encuentro ante un apático conjunto londinense que no inquietó al arquero Alisson Becker en ningún momento durante los primeros 45 minutos.

Poco cambió el escenario en la segunda mitad, el Liverpool se replegó de forma ordenada esperando poder sacar algún contragolpe, como el que tuvo promediando la etapa final cuando un remate de zurda de Milner pasó a centímetros del palo izquierdo de Hugo Lloris.

Los de Mauricio Pochettino recién mostraron atisbos de reacción en los diez minutos finales y pudieron empatar el partido con un tiro libre de Eriksen que obligó a una gran atajada de Alisson.

Todo se derrumbó para los Spurs cuando a la salida de un tiro de esquina, a Origi le quedó una pelota ideal, se acomodó para su zurda y sacó un remate cruzado implacable para el 2-0 definitivo. El héroe ante Barcelona en semifinales sentenció la Champions.

Con este título, la sexta Orejona en su historia, Liverpool se despegó de Bayern Munich y Barcelona que quedaron con 5 conquistas, quedando en el podio de los más ganadores detrás de Real Madrid (13) y Milan (6).

Formaciones y estadísticas


x
Paladini flotante