ciudad de santa fe

Lifschitz quiere una consulta popular sobre la Reforma y anunció a Bonfatti como el candidato del FPCyS

El gobernador presentó el balance de su tercer año al frente del Ejecutivo con la mirada puesta en las elecciones de 2019.

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 19 de diciembre, 2018

El Centro Cultural Provincial fue el escenario en el que Miguel Lifschitz presentó el balance de su tercer año al frente del gobierno de Santa Fe. En ese contexto, hizo un repaso por las políticas en materia de educación, seguridad y salud, los objetivos cumplidos y los desafíos pendientes. En el último tramo de su discurso, se refirió a los dos temas que generaban más expectativas entre los presentes y en el auditorio político en general: la Reforma Constitucional y el proyecto electoral del Frente Progresista Cívico y Social para los comicios de 2019.

Respecto a la modificación de la Carta Magna provincial, que este año no pudo concretarse por falta de acuerdo entre los distintos sectores políticos, Lifschitz reveló su intención de convocar a una consulta popular para conocer de forma directa la opinión de los santafesinos respecto al tema. En cuanto a los comicios, pidió al Frente “unidad, ahínco, compromiso y dedicación” y anunció a Antonio Bonfatti como el candidato que el Frente Progresista Cívico y Social llevará a las elecciones a gobernador.

El mandatario definió a la Reforma de la Constitución como “el gran tema de debate durante este año en la opinión pública y en la Legislatura” y como “una bandera que el Frente Progresista ha levantado desde siempre y en todos sus gobiernos, sin claudicaciones”. “No por una cuestión coyuntural ni oportunista, sino porque entendemos la importancia de una Reforma Constitucional para introducir cambios profundos en la arquitectura institucional de la Provincia“, argumentó.

“Muchos de los cambios que nos reclama la ciudadanía y otros que ya hemos logrado con leyes, decretos, disposiciones y prácticas de los gobiernos del Frente, necesitan ser consagrados en la letra de la Constitución”, reclamó el gobernador y puso como ejemplo “el funcionamiento del Consejo de la Magistratura para elección de jueces y fiscales: al no estar consagrado en la Constitución, el día de mañana otro gobierno podría volver al sistema anterior, donde los jueces y fiscales se designaban a dedo, y si había mayoría legislativa estaba el camino allanado para poner a los amigos del poder”, sostuvo Lifschitz.

El gobernador dijo que “no sería bueno después de todo lo avanzado y lo logrado que volviéramos a guardar el proyecto de reforma en un cajón” y por eso propuso “aprovechando el proceso electoral del año que viene, hacer junto con la elección general una consulta pública sobre la Reforma Constitucional”, una iniciativa que fue aplaudida largamente por los presentes. El objetivo, explicó, es “que todos los legisladores que asuman puedan hacerlo con un mandato popular, para que nadie tenga dudas de si la gente quiere o no quiere una Reforma de la Constitución“.

“Recogemos así la propuesta de algunos candidatos de la oposición que lo habían sugerido, nos parece que siempre es bueno consultar a los ciudadanos, darles protagonismo y opinión sobre un tema tan importante. Además, despejamos del camino cualquier especulación sobre la conveniencia o no para la actual gestión de gobierno. Estamos dejando claro que el Frente Progresista va a seguir adelante con el proyecto de Reforma de la Constitución”, afirmó.

“Un bastión progresista en Argentina”

En su discurso, el gobernador agradeció a todas las personas que integran el Frente Progresista, del que destacó su “diversidad y pluralidad”: “A lo largo de 25 años, hemos sabido siempre encontrar los puntos de equilibrio y priorizar el interés general del Frente por encima de los intereses partidarios o sectoriales”, valoró Lifschitz y continuó: “Hemos sabido construir referentes fuertes pero no liderazgos mesiánicos ni providenciales. Hay, sí, liderazgos necesarios pero democráticos, que se sujetan a los consensos que vamos construyendo juntos”, remarcó.

Para el mandatario, “el Frente Progresista Cívico y Social es quizás la mejor expresión en el país de una coalición moderna de partidos políticos, que compite electoralmente pero que además gestiona y gobierna con un espíritu de coalición”.

“Este proyecto no ha terminado todavía: tenemos mucho que hacer en la provincia de Santa Fe y, además, tenemos que seguir siendo un bastión progresista para esta Argentina desorientada, que no encuentra el rumbo ni el camino, para mostrarle que aquí hay un camino posible“, arengó Lifschitz, y el auditorio estalló en un prolongado aplauso.

El FPCyS mira hacia 2019 con Antonio Bonfatti al frente

De cara a los comicios de 2019, el gobernador afirmó que “el proceso electoral tiene que encontrar al Frente unido: la unidad del Frente ha sido lo que nos ha permitido cada uno de los triunfos electorales y gobernar con éxito. Cuando las coaliciones políticas se fragmentan pierden fuerza, pero además pierden valor para los ciudadanos que confiaron en ellas. Por eso, tenemos que seguir mostrándole a los santafesinos un proyecto de futuro para Santa Fe, y estoy seguro de que lo representamos”.

Bajo esa consigna, convocó “a todos y a todas a trabajar con ahínco, compromiso y dedicación, para que este año 2019 sea el mejor año de nuestra gestión, y al mismo tiempo sea un año de éxitos electorales en las comunas, las ciudades y los departamentos. Para tener el Senado que necesitamos, para tener una Legislatura progresista que acompañe al futuro gobierno con las leyes que necesita y con la Reforma de la Constitución“.

En medio de los aplausos finales, Lifschitz hizo oficial lo que ya se barajaba en las últimas semanas: “Quiero desearle el mayor de los éxitos a quien representará al Frente Progresista en la carrera electoral: el ex gobernador y mi amigo, Antonio Bonfatti”, concluyó.

Comentarios