día de la industria

Lifschitz: “No le podemos echar la culpa a los mercados de los problemas que no podemos resolver”

En un discurso frente a industriales de la provincia mostró su descontento con las decisiones y el rumbo económico del Gobierno Nacional.

Redacción Rosario Nuestro

lunes 3 de septiembre, 2018

El gobernador participó este lunes del almuerzo organizado por la Unión Industrial de Santa Fe (UISF) para celebrar el aniversario de la creación de esa entidad, como así también el Día de la Industria. En su discurso disparó contra el Gobierno Nacional  y opinó sobre las medidas que tomó el presidente en la mañana de hoy.

“Feliz día de la Industria Nacional, un término asociado a una cantidad de ideas y conceptos, y que se vincula con determinados momentos de la historia argentina del siglo XX y XXI; los últimos 100 años durante los cuales se desarrolló una industria nacional que estuvo siempre vinculada a una idea de desarrollo, de valor agregado, de generación de empleo, de incorporación de tecnología, de independencia economía, de autonomía del país”, afirmó Lifschitz.

“Un proceso de desarrollo que se consolidó sobre la base de la conjunción de los esfuerzos del Estado, de la inversión pública para generar las infraestructuras, las industrias de base, como fue la energía o el acero, y el natural emprendedurismo de nuestros empresarios que a lo largo de décadas fueron construyendo el entramado que hoy podemos denominar industria nacional”.

“Hoy después de los discursos que hemos escuchado del presidente (Mauricio Macri) y del ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne) tenemos la certeza de que se va a profundizar el modelo económico que se viene aplicando cuyas consecuencias las estamos viviendo y probablemente las vamos a vivir con mayor intensidad en los próximos meses: inflación, recesión de la actividad económica, pérdidas de empleo, incremento de la deuda, devaluación”.

“En Argentina tenemos una gran dificultad para construir una base común de intereses, acuerdos y consensos que nos permitan salir de ese subibaja, que lleva 50 años. Ya no solamente Uruguay o Chile, sino Bolivia, Perú y Paraguay, para nombrar algunos de los más cercanos, logran darle un cauce a un proyecto nacional de desarrollo más allá de las diferencias políticas y de las contingencias internacionales que siempre existen”.

“Ya no le podemos echar la culpa a los mercados externos de los problemas que no podemos resolver. Creo que es indispensable construir algún espacio de diálogo, es fundamental la concertación para superar los momentos de dificultades. También es indispensable para construir un proyecto de futuro y, sobre todo, para transitar tiempos de emergencia como los que estamos viviendo”.

“Aquí en la provincia de Santa Fe hemos puesto en marcha el Consejo Económico y Social, con dificultades porque hay distintas miradas sobre la realidad, pero la experiencia ha sido positiva. También ha sido positiva la mesa de articulación fiscal que hemos organizado y puesto en marcha hace ya más de dos años con las organizaciones de la producción. Por eso digo, necesitamos construir espacios de diálogo, de concertación y construir confianza sobre que las cosas que decimos son las que hacemos y que mantenemos en el tiempo”.

“Pongo como ejemplo que hace ocho meses nos convocó el Gobierno Nacional a los gobernadores para suscribir lo que se llamó después el consenso fiscal. Hubiera preferido un gran acuerdo entre el gobierno nacional y los gobernadores sobre un plan de desarrollo del país. Pero no, la discusión se acotó solamente a temas fiscales. Aún así, por lo menos en mi caso a regañadientes, suscribí ese consenso con la idea de que es necesario algún marco de acuerdo entre las distintas fuerzas políticas.

Ahora transcurridos tan sólo 8 meses, casi nada de lo que ahí se planteó como hipótesis, como marco sobre el cual se iba a desarrollar ese consenso fiscal, sigue vigente. “Hablamos de una inflación del 15% para este año y del 10% para el próximo, hablamos de un crecimiento de 3,5 para este año y, obviamente, nada de eso va a ocurrir, todo lo contrario”.

Luego, el gobernador enumeró que los grandes problemas del país son el déficit fiscal, el déficit comercial y la inflación y destacó que, para superarlos, “hay que tener un plan de desarrollo, de crecimiento de la economía argentina, sobre la base del empleo, del valor agregado, la innovación y la tecnología, y eso se llama industria. Si no tenemos un plan industrial de qué vamos a hablar, para qué nos sirve cerrar el déficit si no tenemos industria y no generamos trabajo”.

“Desde Santa Fe estamos dispuestos a colaborar y aportar pero debe haber diálogo, apertura y una búsqueda genuina de un proyecto de concertación que nos saque de la situación crítica que estamos atravesando. No tengo dudas de que esto es posible”, añadió.

“Tenemos que aprender de los errores cometidos para sacar algunas lecciones y mirar para adelante teniendo claro dónde queremos llegar, cuál es el objetivo que nos proponemos y con qué herramientas vamos a construir ese camino”, finalizó Lifschitz.

Comentarios