24°
martes 27 de febrero del 2024

Lifschitz: «Aceptaría compartir una fórmula con Lavagna»

El gobernador Miguel Lifschitz aseguró hoy que aceptaría ser compañero de fórmula de Roberto Lavagna este año, si el economista se postula eventualmente para Presidente de la República.

Lifschitz pidió calma por el momento dado que Lavagna aún no confirmó candidatura, pero aclaró que lo ve “muy decidido” al economista para generar un frente electoral que le de pelea a Cambiemos.

¿Aceptaría integrar una fórmula presidencial con Lavagna?, se le consultó, y  respondió: “Sí, por supuesto si se diera esa posibilidad. Creo que por ahora es una cosa remota todavía, porque Lavagna no ha tomado la decisión de encabezar una propuesta aunque yo lo veo como decidido”.

En declaraciones a radio La Red, el mandatario provincial destacó las reuniones con distintos dirigentes que está teniendo Lavagna, dado que “son señales claras de que hay una intención firme en ese sentido”.

“Y creo que la formula tendrá que representar de la mejor manera posible un proyecto transversal, amplio, que no puede quedar reducido a una sola expresión política sino tener ideas nuevas”, evaluó.

También consideró que la propuesta que eventualmente lidere Lavagna debe contar con  integrantes de diferencias fuerzas políticas para constituirse “en algo nuevo, en algo superador, en algo que pueda generar expectativas a los argentinos, que convoque a hombres y mujeres que han estado a un lado y otro de la grieta”.

Inflación 

Lifschitz dijo estar “muy preocupado” por el impacto de la inflación en las cuentas públicas de Santa Fe y advirtió al Gobierno de Mauricio Macri que se está conformando un “cóctel explosivo” para los sectores populares, los trabajadores y las pymes.

“La inflación genera un desgaste permanente del salario, deteriora las posibilidades de las pymes porque aumentan los costos y todo eso en un escenario profundamente recesivo. Las perspectivas son muy pero muy preocupantes. Nada hace pensar que esto vaya a cambiar en los próximos meses”, expresó.

Sostuvo además que el Gobierno nacional “parece estar resignado” a dejar que las variables de la economía sigan transitando por el camino que vienen. “Salvo el control del dólar, que es lo único que preocupa al gabinete económico, no hay ninguna estrategia oficial que esté dispuesta a ponerle freno a la inflación”, enfatizó.