RADIO MITRE ROSARIO

Ley de ART: Angelini y Blanco coincidieron en “buscar consensos” para que Santa Fe adhiera

En medio de algunas chicanas, ambos diputados se manifestaron a favor y aseguraron que la norma beneficia a la competitividad de las Pymes, aunque uno de ellos sostuvo que “no se debe descuidar a los trabajadores".


En el marco de la audiencia pública realizada este miércoles en la Cámara de Diputados de la provincia para escuchar diversas posturas sobre la denominada ley de ART, los diputados provinciales Federico Angelini y Joaquín Blanco dieron su punto de vista en la tarde de Radio Mitre Rosario. Ambos consideraron importante la aprobación de la ley, aunque Blanco señaló que “no debe descuidarse a los trabajadores”.

Semanas atrás, el Senado había aprobado con algunas modificaciones el texto enviado por el poder ejecutivo provincial. La media sanción se dio de forma unánime con el voto de los legisladores de todos los bloques, pese a objeciones previas planteadas por fuera de la Cámara por sectores gremiales.

En principio el diputado de Cambiemos, Federico Angelini, señaló que es increíble que no se haya aprobado esta ley y que esto le quita competitividad a las pymes de Santa Fe. “Luego escuchamos hablar a varios referentes del socialismo diciendo que defienden a las empresas de la provincia”, agregó en modo de chicana el diputado referente de la Casa Rosada.

En consonancia alertó que, cuando se debe aprobar una ley para que bajen los costos y para ser más competitivos, no lo hacen. “A veces uno piensa que hay ciertos sectores de la política santafesina que están muy relacionados con los abogados”, subrayó.

Posteriormente, deslizó que es posible que exista una interna entre Lifschitz y Bonfatti y, “por culpa de ellos y del socialismo, esta ley está hace tiempo en la Cámara y no sale. “Las pymes están peor, porque no tienen la posibilidad de bajar sus costos”, argumentó Angelini y acentuó que lo primero que hacen antes de instalarse, es evaluar su estructura de costos.

El diputado de Cambiemos justificó su defensa a la norma, argumentando que ésta no perjudica en lo más mínimo al trabajador, por contrario lo que hace es ir a una instancia administrativa, que si no tiene solución, se puede ir a juicio: “En la provincias que se aprobó se bajó un 80 por ciento la litigiocida”, explicó y dijo que no hay motivos para no adherir.

Por su parte, el diputado socialista y miembro de la bancada del Frente Progresista, Joaquín Blanco minimizó los dichos de Angelini sobre una posible interna en su partido y argumentó que ley estuvo atravesada por distintos espacios políticos, entendiendo que la media sanción del Senado salió de forma unánime y con los votos positivos de todas las fuerzas con lo componen. “No es un tema que se recorte solamente por sectores políticos”, apuntó el diputado.

Si no también, aclaró Blanco, hay dirigentes del peronismo y del Frente Progresista a favor y  en contra de la norma. Donde hay una clara oposición al proyecto, es en los diputados de izquierda, como en sentido contrario, y en defensa unísona, lo hacen los legisladores de Cambiemos.

Según el referente socialista, lo que prima es encontrar “la mejor ley de ART para Santa Fe” y expresó del mismo modo que “está convencido de la necesidad de hacer una adaptación a la legislación nacional”. Desde su mirada, el mensaje que envió Lifschitz a la Legislatura es el mejor de espíritu, garantiza la ley y los derechos de los trabajadores, inclusive, expresó que es superadora a la propuesta que incentiva Nación. “Vamos a buscar todos los consensos para que Santa Fe tenga esta ley”, admitió Blanco, uno de los hombres más cercanos al gobernador santafesino.

Por último indicó, sin hacer referencia ningún sector político, que hay muchos discursos para la tribuna  y que lo necesario para esta ley es buscar una forma técnica poniendo el eje en el trabajador y entendiendo la realidad de las empresas santafesinas con el sistema de ART y sabiendo cuáles son las competencias de la provincia.  “No creo que una empresa deje de venir a invertir por esto, me parece que es una de las partes que le suman un agregado politizado a la ley”, añadió en el final.