Le dictaron prisión domiciliaria a un concejal tucumano por violar la cuarentena: festejó su cumpleaños con 100 invitados

Un concejal del municipio de Monteros, a 50 kilómetros de la capital provincial, llevó adelante una fiesta con 100 invitados y hasta un grupo musical.


La Justicia tucumana ordenó el arresto domiciliario de un concejal del municipio de Monteros por haber violado el aislamiento social obligatorio para festejar su cumpleaños con alrededor de un centenar de invitados, informaron esta noche voceros judiciales.

El fallo dispone que el concejal de Monteros Raúl Hernán Aldonate debe cumplir prisión domiciliaria por violar las medidas dispuestas por las autoridades sanitarias "para evitar la propagación" de la pandemia de coronavuris.

La medida fue dispuesta por el juez de instrucción del Centro Judicial Monteros, Mario Velázquez, a partir de un pedido elevado por la fiscal Eugenia María Posse, quien lleva adelante la investigación debido a una denuncia realizada por vecinos del edil justicialista.

Según Velázquez, personal de la comisaría de esa ciudad, ubicada unos 50 kilómetros al sur de la capital tucumana, había recibido llamados telefónicos advirtiendo que en el domicilio del edil había una gran aglomeración de vehículos y se escuchaba música a alto volumen el domingo al mediodía.

El rumor se propagó rápidamente por las redes sociales y por WhatsApp, denuncia que fue acompañada por la imagen de una nota a través de la cual supuestamente se autoriza a Aldonate a organizar en su casa un almuerzo para 100 personas, con espectáculo musical incluido.

La fiscal Posse consideró que "existen motivos para sospechar" que Aldonate no cumplió con las disposiciones sanitarias vigentes y solicitó la prisión domiciliara, que fue dictada por el juez Velázquez.

Paralelamente, las autoridades del Concejo Deliberante de Monteros dispusieron otorgar "una licencia sin goce de haberes" a Aldonate, hasta que la Justicia dicte un fallo definitivo en la causa que se inició en su contra.