rompió el silencio desde la cárcel

Lázaro Báez: "Nunca fui testaferro de Kirchner"


Casi dos años después de su detención, Lázaro Báez habló por primera vez desde la cárcel. El empresario se refirió a la relación con Cristina Kirchner, la diferencia entre la gestión de Néstor Kirchner y su mujer y Julio De Vido, entre otros temas.

Al preguntarle quién es Lázaro Baez, afirmó: "Yo soy un empresario. He trabajado toda mi vida en el sur. Cuando estaban los dos presidentes Kirchner se tomaba a la obra pública como una política de Estado y realmente ha sido excelente. Los gobernadores, senadores, diputados iban a pelear por sus obras".

Baez dijo que Cristina sólo era la mujer de su amigo.

En alusión a la relación que mantenía con Cristina Kirchner, el empresario destacó: “Cristina era la señora de mi amigo. Son cosas distintas”. Y añadió: “La muerte de Néstor Kirchner generó grandes cambios en el funcionamiento político de la República. La administración central en sí misma. Y toda la relación con el grueso de la fuerza del peronismo también cambió. Fue un suceso que realmente transformó al esquema político en la Argentina”.

Asimismo, Báez aseguró concordar con el ex Ministro de Planificación: “Yo coincido con Julio De Vido que dice que lo abandonaron”Sin embargo, le reprochó: Pero él abandonó al resto de las cosas y sobre todo a los argentinos. En los gobiernos de Kirchner, la obra pública se implantó, se instaló como una política de Estado. Yo creo que es uno de los caminos que más generan reactivación de distinto tipo de actividades que acompañan a la obra pública. Él debió haber explicado lo que representaba la obra pública. Él nos abandonó a todos, en especial a mí, porque soy el único empresario que está detenido”.

Al diferenciar el gobierno de Néstor y Cristina, aclarando que “cambió mucho” entre una gestión y otra, precisó: “El proyecto de Néstor era la reactivación de nuestro país, darle la verdadera capacidad de generación de riqueza que tiene, potenciar las industrias y las actividades productivas de las distintas regiones. Venía de encontrar un país vaciado. Estábamos como el chinchón, en menos diez, y había que empezar. Cristina tuvo una mirada un poco más mezquina. Finalizaba su mandato y no se generó herederos para lo que venía”.

Por último, mencionó Báez: “Vi muy preocupada los otros días a Cristina en el Congreso. No es para nada la Cristina que recuerdo”.

x
Paladini flotante