PELLEGRINI Y CORRIENTES

Las voces del papá y los vecinos tras rescatar al pequeño que colgaba de un balcón


Un niño de ocho años quedó colgado del balcón de su vivienda, en un quinto piso, este domingo por la tarde. El hecho ocurrió este domingo en Pellegrini al 1300 y el pequeño se encontraba desnudo. “Jugaba con una pelota, abrió la persiana y la puerta que estaba cerrada con pasador, llegó al balcón y creemos que como la pelota cayó al vacío pensó que podía ir a buscarla”, contó su padre en diálogo con Vía Rosario.

Sebastián Fleire detalló que su hijo “tiene un retraso madurativo” y estaba al cuidado de su cuñado que “justo fue al baño”. Franco es el nombre del pequeño que afortunadamente no tiene lesiones y está muy bien de ánimo, según relató su papá. “Ya tiene la habilidad para sortear los obstáculos. Acercó una silla, pudo subir la persiana y abrió el pasador”, detalló en relación a lo ocurrido.

Franco se encontraba también con su hermano mayor, quien alcanzó a ver sus manos aferrándose a la reja del balcón. Así, le “avisó a mi cuñado que estaba en el baño y ahí lo retuvieron”, añadió Sebastián. “Estamos sorprendidos por la actitud de mi vecino que vive en el octavo piso como nosotros, pero ocupa un departamento de otra ala y saltó de balcón en balcón para colaborar”, destacó.

Por otra parte, quienes participaron del rescate también compartieron la odisea con De 12 a 14. “Salgo con el bebe y veo dos pies. Miro y era un nene desnudo. Fue desesperante, empecé a temblar y a gritar y lo fui a llamar a mi marido. El vino corriendo, estiró las manos y le sostenía el peso por abajo pero no podía, necesitaba ayuda de arriba”, comentó una joven vecina del departamento de abajo.

“Estaba apoyado con los pies en la red. Lo único que pude hacer es tratar de tenerlo, aguantarle el peso para que él no se tenga que colgar”, agregó el muchacho que colaboró. “Escuché los gritos de la gente, no sabía qué pasaba. Y cuando vi al nene colgando le grité a mi señora que cuidara a los chicos míos y no lo pensé. Yo tengo vértigo, si lo pienso no lo hago ni loco. Hice lo que pudo”, sostuvo otro de los rescatistas que ayudaba desde arriba y atravesó tres balcones desde un octavo piso.

“Me largué a llorar, no podía creer lo que había pasado. Pero estoy más tranquilo y es gratificante hacer algo bueno, poder ayudar”, añadió y comentó que besó y abrazo a Franco pidiéndole que no lo hiciera más porque era muy peligroso.

Video: el estremecedor rescate a un niño que colgaba de un edificio en calle Pellegrini

x
Paladini flotante