Sportsmen-Atalaya

Las familias y los socios, los que pierden por culpa de los violentos

Sol Nieto, presidenta del Capo de la Sexta, habló con Rosario Nuestro sobre el clásico de este domingo, que se jugará a puertas cerradas para prevenir incidentes.

Por Rosario Nuestro Redes

martes 16 de octubre, 2018

Por: Amilcar Unsain

La violencia trae más violencia, y si no se frena puede gestarse una  gran bola, difícil de detener. Considerando los incidentes de anteriores partidos, la Asociación Rosarina de Básquet ha decidido que el clásico entre Atalaya y Sportsmen se juegue sin público, a puertas cerradas.

Los socios son el pilar fundamental de una institución deportiva, y más en Rosario, donde muchos clubes no poseen cuantiosos recursos. Con su aporte, el asociado pretende no sólo utilizar las instalaciones sino también asistir a todos los eventos que se realicen. Y uno de los más importantes es el clásico, ese encuentro contra el rival del barrio, el de toda la vida. Pero los violentos corrompieron ese derecho.

“El hecho de que los socios y las familias no puedan ir a ver un clásico me da mucha lástima, sabiendo lo que es este partido y lo que genera en la gente y en los chicos”, lamentó Sol Nieto, presidenta de Atalaya, en diálogo con Rosario Nuestro.

¿Es muy difícil que se vuelva a jugar un clásico con público? Para Sol, no tanto. “Debe ser un trabajo en conjunto entre los clubes y la Asociación Rosarina. Creo que si nos ponemos los tres de acuerdo, con buena predisposición y voluntad, se podría volver a jugar tranquilamente y que el clásico sea como antes, una fiesta para disfrutar”, expresó.

La presidente de Atalaya, Sol Nieto. Foto: El Ciudadano

La Asociación dio la orden luego del último hecho del torneo pasado, donde se jugó el clásico en el Alfredo Figna, la cancha de Sportsmen. “Probamos jugar con público solo local y al finalizar el partido los hinchas agredieron a los jugadores de Atalaya. Ahí lamentablemente volvimos para atrás y el partido pasó a jugarse con 20 personas de cada lado”, recordó Sol Nieto.

La presidenta del Capo de la Sexta cree que si se toman las medidas correspondientes contra las personas involucradas en los hechos violentos, al menos se pueden “prevenir” otros sucesos similares. “Desde Atalaya trabajamos desde hace un tiempo para que estos hechos de violencia no sucedan ni contra el clásico ni contra ningún otro rival. Lamentablemente hoy este problema no tiene solución, pero vamos a trabajar para que las familias vuelvan a la cancha”, concluyó.

El partido, correspondiente a la fecha 11 de la Superliga Rosarina de básquet, va a jugarse este domingo a las 20.30 en el Alfredo Figna. Se podrá seguir por las redes sociales o por alguien que sea parte de una de las dirigencias y pueda asistir. Verlo, en vivo y en directo, lamentablemente no se podrá.

Comentarios