Muerte de Nisman

Lagomarsino deberá usar tobillera electrónica con GPS


La situación de Diego Lagomarsino se complica cada vez más. El único sospechoso por la muerte del fiscal Alberto Nisman deberá usar una tobillera electrónica con GPS por orden de la justicia. A su vez, deberá informar si planea desplazarse más de 100 kilómetros y presentarse ante el juzgado cada 15 días.

El ex informático deberá declarar el martes que viene por el fallecimiento de Nisman, quien apareció muerto en el baño de su departamento de Puerto Madero en enero de 2015 y a quien el técnico le entregó el arma con la que el fiscal perdió la vida. En tanto, la defensa de Lagomarsino pidió la eximición de prisión.

Si bien el fiscal Eduardo Taiano no le pidió al juez Julián Erolini arrestar a Lagomarsino, le recomendó tomar medidas de precaución. A su vez, se pidió citar a declarar a los cuatro custodios que tenía asignados Nisman por "incumplimiento de deberes de funcionario público". Se trata de Rubén Benítez, Néstor Durán, Luis Miño y Armando Niz.

A su vez, el fiscal federal Eduardo Taiano pedirá la indagatoria al técnico informático  ya que el magistrado considera que es “partícipe necesario del delito de homicidio” por haberle dado al fiscal el arma con el cual fue asesinado.

Alberto Nisman murió días después de denunciar a la expresidenta Cristina Kirchner, al excanciller Héctor Timerman, al entonces líder de Quebracho Fernando Esteche y al piquetero Luis D'Elía por el supuesto encubrimiento agravado de cinco iraníes prófugos acusados por el atentado terrorista contra la AMIA, el 18 de julio de 1994.

x
Paladini flotante