19 DE ABRIL

La vida de San Expedito, patrono de las causas urgentes


Antes de convertirse en Santo, Expedito fue un tribuno militar que transcurrió su vida entre fines del siglo III y principios del siglo IV. Comandante de una legión durante el imperio de Dioclesiano, fue tocado por la gracia de Dios. Pero no sin antes enfrentarse con el espíritu del mal.

Dicha misión venía luchando hacía tiempo sin alimentos, agua, ni provisiones, en un territorio bajo control del enemigo. Aún así dieron batalla y Expedito intentó motivar a sus compañeros. Sin resultado alguno, los soldados romanos que habían observado en reiteradas ocasiones como enfrentaban la muerte los cristianos decidieron actuar de manera similar.

Los legionarios elevaron sus brazos hacia el cielo, implorando ayuda a ese Dios único, del que habían escuchado hablar. Los enemigos se sorprendieron porque nunca vieron a un ejército completo realizando este gesto en pleno campo de batalla. De pronto, el cielo se oscureció y un tremendo vendaval de viento y agua cubrió a los combatientes.

El misterioso hecho logró que la legión se recomponga y salga victoriosa de la contienda. Muchos presentes decidieron convertirse por tal motivo a la fe cristiana. Expedito seguía atónito pero su corazón sabía que Dios lo estaba llamando. Como su puesto  en el ejército no era compatible con el cristianismo, entró en duda hasta que un día decidió cambiar su vida también.

Una vez resuelta su decisión, apareció el Espíritu del mal en forma de cuervo y gritando en latín le dijo: “¡Cras, cras, cras!” (mañana, mañana, mañana). La intención era prolongar su cambio y evitar la conversión. Sin embargo, Expedito reaccionó con energía y aplastó al cuervo con un pie gritando: “¡Hodie, hodie, hodie!” (hoy, hoy, hoy).

De esta manera, luego de su conversión, comenzó a proteger a los cristianos que eran llevados por los circos romanos para ser devorados por leones. El emperador no toleró que un comandante desafíe las leyes y  decidió ejecutarlo con otros de sus compañeros. El 19 de abril Expedido fue sacrificado por orden del emperador en Melitene.

Muchos siglos después, apareció por primera vez en un martirologio italiano de 1781, proclamado patrono secundario del pueblo de Achiriali en Sicilia, y protector de comerciantes y navegantes. Por esta historia, San Expedito atiende los casos urgentes. Además, es considerado como uno de los abogados de las causas imposibles, junto con Santa Rita y San Judas Tadeo.

x
Paladini flotante