Justicia

La trampa de Camus Hacker: diez frases escalofriantes de dos de las víctimas

Los relatos de las denunciantes, ambas menores al momento de los hechos, son parte del procesamiento de los acusados por trata de personas

Redacción Rosario Nuestro

miércoles 4 de julio, 2018

Los testimonios se conocieron tras los procesamientos que realizó el martes el juez federal Sergio Torres de Emmanuel Carlos Ioselli —más conocido como Camus Hacker— y del informático Gastón Rubén Favale, por el delito de trata de personas. Sobre Favale recae además la acusación de haber violado a una menor de edad, durante los falsos castings fotográficos que organizaba.

Dos de las denunciantes -a las que Infobae se referirá como A.C. y B.D. para proteger sus identidades- detallaron en cámara Gesell ante peritos judiciales cómo fueron las falsas sesiones, que tras la promesa de una salida laboral como modelos, escondían como fin último la explotación sexual de las menores.

Luego de la decisión de Torres salieron a la luz fragmentos de las exposiciones de las dos denunciantes ante profesionales de la Dirección General de Orientación y Acompañamiento y Protección a Victimas del Ministerio Público Fiscal de la Nación. Los testimonios son parte del procesamiento que incluyó la prisión preventiva de los acusados y el embargo de $1.500.000 para Favale y $1.200.000 para Ioselli.

A través de fuentes judiciales Infobae pudo acceder a parte de esos relatos, que dan cuenta de cómo operaba la organización, la que sometía a las jóvenes a producciones fotográficas de contenido erótico, material que más tarde era comercializado en internet.

Según consta en la causa a través de engañosas propuestas de trabajo como modelos, los acusados captaban jóvenes en situación de “vulnerabilidad”, aprovechándose de esa condición para lograr sus fines.

Con las imágenes que obtenían alimentaban -a espaldas de sus víctimas- sitios y grupos de pornografía infantil, recibiendo un beneficio económico por eso. Durante los encuentros Favale abusó y violó a al menos una menor.

Diez frases de las víctimas que se encuentran en el procesamiento

–”Me dijo de hacer fotos en el agua tipo en un jacuzzi toda llena de pintura que no se me vea nada y yo no sabía como decir que no…él no me dejaba decir que no… y yo me quería ir, le dije que sí… y no sé, fue tipo todo en un segundo que él me pasó el aceite y me tocó toda y yo me quedé dura…después me sacó las fotos y yo nada me puse a llorar… se me caían las lagrimas y él se hizo el boludo y me dijo como que cortábamos las fotos antes porque me veía triste…me alcanzó hasta dos cuadras de mi casa y me acuerdo que me puse re mal en una plaza, no lo podía creer” (A.C.)

–”En un momento él se fue al baño…y yo agarré su celular, cuando voy a la galería había una banda de videos, tipo la fotos eran con la ropa pero a veces me hacía sacar la parte de arriba… el video era todo cuando yo me estaba cambiando y nada, borré lo que pude pero no llegué…eran videos de veinte minutos” (A.C.)

-El chabón sabía a quién seguía (en redes sociales)… a quién no… y me decía ‘vos que seguís a esta, sos amiga de esta, ¿no le podes decir que haga fotos conmigo?’…me re insistía, me decía ‘bueno hagamos un acuerdo…vos hablale a esta amiga y yo te pago más…’ (A.C.)

-“Lo hacía re largo, no sé, tres horas, una vez cuatro…un montón de posiciones y muchas tomas…cuando sacaba las fotos era todo horrible y con una mirada re asquerosa…” (A.C.)

-“Yo estaba en tetas con tanga y me puso un aceite en el cuerpo, por el culo…yo me puse a llorar pero sin llanto…ese día había pedido una habitación re lejos, subimos en ascensor. Me dijo que me veía angustiada, que hacíamos las fotos rápido, cerró la puerta, me quiso dar un beso y lo empuje, me tiró en la cama, me corrió la tanga y él se bajo el pantalón ahí me quedé dura, yo veía todo en el espejo de arriba” (A.C.)

– “Tenía que hacer fotos en topless. Él me había hablado una vez si quería plata, le dije que sí, en ese momento la necesitaba. Bueno entonces él me dijo ‘si querés te sacamos por plata en topless de lencería'” (B.D.)

–”Las fotos que me hacía desnuda las subía a Internet y yo no sabía y después la gente me decía ‘fijate que ese chabón sube fotos tuyas en páginas porno’ y también las grababa y las subía a Internet, después se las daba a un chabón y ganaba plata con nosotras. Eso me enteré después cuando empezaron a contarme y me pasaban las páginas y me quería matar…” (B.D.)

–”No, no sé porque lo hizo, yo me llevaba re bien con él, me compraba de todo era re bueno, ropa, zapatillas y una vez cosas para el colegio que necesitaba” (B.D.)

–”…si teníamos que ir con otra chica (al hotel alojamiento) la tapábamos, porque no podían entrar más de dos… con una campera, con A.C. habíamos ido una vez y se tuvo que esconder en la cajuela del auto”. (B.D.)

–”Era llegar y empezar a sacar fotos, él tenía ropa de lencería para que nos cambiemos y no la lavaba, como por ejemplo bombacha y corpiño… la elegías vos” (B.D.)

 

FUENTE: INFOBAE

Comentarios