24°
martes 27 de febrero del 2024

«El trencito del terror»: la terrorífica historia que contó Sol Rivas en Twitter

La famosa contó una anécdota con un juguete de su hijo.

Hace algunos días, Sol Rivas, la modelo y esposa del jugador de Rosario Central, Nicolás Colazo, publicó un hilo de Twitter sobre una historia que le sucedió con un juguete de su hijo. La anécdota es terrorífica por donde se lo mire. Un trencito de su hijo no los dejaba dormir por las noches, hacía un sonido molesto y hasta lo enterraron en arena.

La historia comenzó con un tren de juguete de su hijo, que no sabían donde habían salido. La pareja pusieron al elemento en modo «apagado» pero aún así, no los dejaba dormir porque seguía sonando.

Hartos del sonido del juguete, la modelo y abogada decidió sacarles las pilas pero el mini tren seguía funcionando y seguía haciendo el sonido molesto que les negaba el sueño tanto a la pareja como al hijo. Hasta el mismo jugador de Central lanzó el elemento al agua para que deje de funcionar, para que de una vez por todas puedan descansar, pero de alguna manera sobre natural, seguía sonando.

Molesta por la situación, la modelo decidió sacar al juguete con la basura, esperando para que se lo llevaran. Luego de que el camión que recolecta los residuos, la modelo sonrió satisfecha por haberse desecho del tren de su hijo. Pero aún así, como si fuera una película de terror, el sonido volvió a la mitad de esa noche.

Cansados por el sonido del tren, Colazo enterró el juguete en la arena para poder de una vez por todas poder descansar por las noches. Pero el final no iba a ser feliz, el sonido del tren seguía funcionando, con algunas fallas pero seguía de la misma forma.

El final de la historia iba a ser feliz, el hijo de la pareja supuso que el juguete quería dormir en la misma habitación con ellos, la inocencia del chiquito hizo que piense eso. La pareja accedió y colocó el juguete a una distancia razonable de la cama y no hizo nunca más un ruido.

Luego, se mudaron a Grecia y no volvieron a escuchar el ruido nunca más, la historia terrorífica sucedió hace algunos años y dejó algunas noches sin dormir a la pareja.