25°
sábado 02 de marzo del 2024

La revolución de las conexiones virtuales y su impacto en la comunicación empresarial

La modalidad híbrida laboral vino para quedarse en prácticamente todas las empresas, y así el teletrabajo crece.

La modalidad híbrida laboral vino para quedarse en prácticamente todas las empresas, y así el teletrabajo crece.

Es incuestionable que con este modelo propiciado por empresas como Molvertech existe una mayor conectividad entre colaboradores, y así una mayor comunicación, que busca permanentemente más efectividad con un proceso de transformación digital que se afirma especialmente en las empresas.

A lo largo del tiempo, las organizaciones se han ido adecuando a los diferentes escenarios y a los cambios sociales. Actualmente, toca enfilarse a la nueva forma de interacción, influenciada en mucho por un entorno dinámico y versátil.

En este sentido, la comunicación dentro de las empresas ha girado por completo. Se convive ahora con una realidad aun novedosa, que implica relacionarnos diferente, y el gran desafío se asienta en cómo instituir vínculos y modificar los actuales para que sean sostenibles a futuro y adaptables.

¿De qué forma gestionar las comunicaciones en el formato híbrido?

Algo clave a considerar son las herramientas que los colaboradores usan habitualmente para la comunicación, como el zoom para empresas en Argentina. Fijar canales internos de partners reconocidos previene que se genere una multiplicidad de mensajes de diversas plataformas, creando distracción. Analizar qué canales son más efectivos, cuáles más solicitados y definir lineamientos, colabora a recepcionar mucho mejor la información.

Cada uno de los miembros de la compañía tienen que contar con iguales herramientas y recursos para que funcione, además de tener toda la data sobre el uso adecuado. Ofrecer soporte IT es clave para que esas vías se efectivicen.

Es necesario también estimular y propiciar la comunicación sincrónica de la empresa, en tiempo real. Algo que simplifica las respuestas rápidas, la mejor conexión, confianza y sentido de pertenencia de los participantes.

Para conseguirlo, es preciso fijar demandas de interacción y considerar cuáles son los espacios propicios, puntualizar días y horas de reuniones adaptados a los roles de cada uno y con objetivos de seguimiento para su éxito. La comunicación mediante mensajería es por demás efectiva en casos urgentes y para fortalecer los vínculos es mejor programar encuentros.

Toda vez que la comunicación es asincrónica, el compromiso del que recoge la data se vuelve de gran valor. Mientras que en una conversación presencial la respuesta es al momento, en el modo virtual a veces se pierde o da por seguro. Y vale recordar que una comunicación eficiente es la del ida y vuelta, por lo que el que recibe debe asegurar que el mensaje continue y no se estanque.

Definitivamente, el innovador formato donde se une lo remoto y lo presencial crea un buen rendimiento en las organizaciones, elevando la eficiencia, achicando brechas y mejorando los tiempos, toda vez que se considere la forma de comunicarse.