23°
viernes 19 de abril del 2024

La pobreza del segundo semestre del 2023 llegó a casi 42% y la indigencia a un 12% en Argentina

En el Gran Rosario la pobreza subió hasta el 36,6%, según indicó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

La pobreza en la Argentina trepó al 41,7%  durante el segundo semestre del 2023 y afectó a 19,5 millones de personas, según un informe oficial que publicó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. En tanto, el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 31,8%.

Dentro de este conjunto se distingue un 8,7% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 11,9% de las personas.

Con respecto a los primeros seis meses de 2023, la incidencia de la pobreza registró un aumento tanto en los hogares como en las personas, de 2,2 y 1,6 puntos porcentuales, respectivamente.

En el caso de la indigencia, mostró un aumento de 1,9 puntos en los hogares y de 2,6 en las personas.

A nivel regional se observó un aumento de la pobreza y la indigencia en todos lados.

Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la EPH, por debajo de la línea de pobreza se encuentran 3.193.297 hogares, que incluyen a 12.300.481 personas; y, dentro de ese conjunto, 869.821 hogares se encuentran por debajo de la línea de indigencia, lo que representa 3.520.174 personas indigentes.

Según el INDEC, se evidenció que en promedio «el ingreso total familiar aumentó 69%» y «las canastas regionales promedio aumentaron 81,6% (Canasta Básica Alimentaria) y 75,8% (Canasta Básica Total)».

En el Gran Rosario, ambos índices evolucionaron por debajo de la media nacional. Pero presentaron fuertes aumentos respecto del cuarto trimestre de 2022. En el caso de la pobreza, saltó de 33,2% a 36,6% de la población. Respecto de la indigencia, de 6,3% a 10,8%.

Desde el primer semestre de 2021, cuando todavía estaba la pandemia, la tasa de indigencia en la regió no pasaba de los dos dígitos.

En números absolutos, hay 493.172 pobres en Rosario, de los cuales 145.966 son indigentes. Es decir que, en un año hay 48.494 pobres más pero 60.955 indigentes. Es decir, hay más pobres pero a su vez más pobres pasan a ser indigentes.

Por hogares, la tasa de pobreza en la región saltó del 25,6% al 28,6% en un año y la de indigencia, del 4,8% al 8,7%. En El Gran Rosario hay 143.835 hogares pobres y 45.212 indigentes.

Los datos correspondientes a finales de un año de caída de actividad económica, aunque con cierta resistencia en el nivel de empleo. En el primer trimestre del año ambas variables empeoraron, de modo que se estima que esta situación de pobreza e indigencia empeoró.