Preocupación mundial

La OMS dio un alerta por una pandemia que amenaza a millones de personas

El virus podría matar a 80 millones de personas en 36 horas, tiene carácter altamente letal y de rápido movimiento de un patógeno respiratorio


Un informe que emitirá el organismo de salud este mes y del que se conocieron resultados preliminares, advirtió que el mundo no está preparado para una pandemia y que la amenaza de que un patógeno se extienda y mate a decenas de millones de personas puede suceder.

Según relataron expertos de la entidad, este patógeno podría extenderse por el mundo en apenas pocas horas y además terminar con la vida de muchas personas, un caso similar a lo que ocurrió con la gripe española en 1918, que provoco la muerte de 50 millones de personas.

Un brote similar, podría tener consecuencias mucho peores. Además hicieron un llamado a los líderes mundiales para que tomen las precauciones necesarias para evitarlo.

El trabajo completo se dará a conocer el próximo 22 de septiembre, pero hasta ahora los resultados expresaron que "la amenaza de una pandemia que se extienda por todo el mundo es real" . También explica que los esfuerzos para prepararse ante un brote de estos son insuficientes.

La gripe continúa siendo una de las mayores amenazas para la salud pública mundial

"Durante demasiado tiempo, hemos permitido un ciclo de pánico y negligencia cuando se trata de pandemias: aumentamos los esfuerzos cuando hay una amenaza grave, y luego nos olvidamos rápidamente de ellos cuando la amenaza desaparece. Ya es hora de actuar", indica el informe.

En el caso de una pandemia la escala global sería una verdadera catástrofe, haría estragos y crearía inestabilidad, además colapsarían muchos sistemas nacionales de salud y también afectaría en el sistema económico como un dato menor.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, pidió a los gobiernos que presten atención a estos brotes y que deban poner en marcha protocolos y simulacros de rutinas. La OMS recomienda que la forma más eficaz de protegerse es vacunarse cada año, sobre todo las personas con mayor riesgo de sufrir complicaciones graves de la enfermedad y los trabajadores sanitarios.