inauguración

La nueva guardia del Pami II contará con 22 camas e instrumental de última generación

El director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, estuvo esta mañana en la ciudad para dar el visto bueno a la segunda y última etapa de la obra.


En este sector de la Guardia (ala Este) se construyó la nueva entrada de ambulancias, el ingreso de urgencia de guardia, el shockroom, el triage, la sala de observación de urgencias, una sala de yesos y el dormitorio, estar y baño de médicos, además del puesto de enfermería y los offices correspondientes.

A su vez, en el ala Oeste ya está en funcionamiento la Observación de Guardia con sus respectivos office, puesto de enfermería y sanitarios, además de dos habitaciones para pacientes aislados, que no existían en ninguno de los hospitales. En rigor, estas salas están destinados a pacientes que deben tener un cuidado especial y su espacio debe estar aislado herméticamente. También se construyeron dos consultorios de guardia con su respectiva sala de espera y sanitarios.

Paralelamente, continúan las obras para finalizar el área de farmacia, una central de materiales que asistirá también al PAMI I, tres quirófanos, 16 camas de terapia intensiva y camas de internación en el tercer piso del Policlínico.

Estos trabajos se suman a las mejoras que se aplican de manera constante en los otros centros propios de PAMI, como el Hospital Dr. Bernardo A. Houssay, en Mar del Plata, y el César Milstein, en CABA.

“El objetivo es seguir trabajando por una atención impecable”, sostuvo Cassinotti tras presentar las obras. En ese sentido, destacó que los mismos empleados coincidieron en señalar que el Policlínico II “se ha convertido en uno de los mejores centros de salud de Rosario”.

Por su parte, Arístides Lazarte, director de PAMI Rosario, ponderó las obras que se inauguraron este martes en la ciudad y recalcó que “después de décadas de abandono, este Gobierno Nacional está llevando adelante un proyecto de remodelación y acondicionamiento en el Policlínico que nos va a permitir brindar una atención más eficiente y en condiciones mucho más cómodas para los afiliados y para el personal de trabajo tanto en lo que es emergencias como asistencia programada”.

Por otra parte, Cassinotti remarcó que en los últimos tres años se ha mejorado “notablemente” la entrega de insumos como “prótesis, sillas de ruedas, camas ortopédicas, colchones antiescaras y bastones” en todo el país.