salud

La medicina funcional e integrativa, una práctica en auge

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la palabra SALUD, como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no simplemente la ausencia de enfermedad.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la palabra SALUD, como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no simplemente la ausencia de enfermedad.” De manera que podemos decir que estar saludables, implica, además de la ausencia de enfermedad, un correcto funcionamiento del ser humano como un todo: mente, cuerpo y espíritu.

Podemos decir que cada vez son más las personas que buscan la plenitud, así como llevar estilos de vida saludables que les garanticen un pasar por este mundo, lo más “cómodo” posible. Por eso, es que hoy decidimos crear este artículo para personas como vos, que quieren conocer más acerca de prácticas o posibilidades que les faciliten el objetivo mencionado.

¡No te pierdas todo lo que tenemos para contarte!

¿Qué es la medicina funcional?

Cuando hablamos de Medicina Funcional, nos estamos refiriendo a un tipo de terapia con enfoque “holístico” que pone toda su atención en encontrar la causa de los inconvenientes de salud que están afectando al paciente. Es decir, no solo atiende los síntomas que se padecen, sino que se quiere conocer qué llevó a que estos surgieran, para poder atacar el problema de raíz, y así, erradicarlo por completo.

Entre los principios que gobiernan la medicina funcional, podemos mencionar los siguientes:

  • Cada paciente es único, por lo que sus condiciones serán abordadas de la misma manera.
  • Profundizan en la disfunción bioquímica, tanto como en la predisposición genética a ciertas enfermedades.
  • Buscan la autorregulación del cuerpo, lo que quiere decir que pretenden potenciar la autocuración del individuo. Quizás suena algo esotérico, pero no lo es en lo absoluto, ya que todos como seres humanos, tenemos la capacidad de autorregularnos, si logramos corregir el mal funcionamiento metabólico, a través de una mejor dieta, la implementación de ejercicio diario, la incorporación de vitaminas que se encuentran en deficiencia, y/o simplemente mejorando el descanso.

En resumen, todos disponemos de factores físicos, emocionales, espirituales y contextuales que afectan nuestro bienestar. Por ello, consideramos que debemos encontrar soluciones que consideren todos los aspectos mencionados.

En portales como https://cimec.com.ar/ podrás encontrar más información respecto al tema hoy tratado, y de verdad, esperamos que puedas encontrar ese punto de salud y vitalidad, ¡que todos nos merecemos!

x
Paladini flotante