la Lorena Bobbit cordobesa

La joven juzgada por amputarle el pene a su amante admitió que planificó todo

En el inicio del juicio por jurados, la mujer confesó que buscó en internet cómo provocarle heridas a su victima, pero aclaró que nunca tuvo intenciones de matarlo.


Brenda Barattini, la arquitecta que está siendo juzgada en la ciudad de Córdoba por cortarle el pene a su amante, admitió ante el jurado popular que ella planificó lastimarlo y dijo que lo hizo porque la trataba "como un trofeo", aunque aseguró que no quiso matarlo. "Sí, pensé en lastimarlo y planifiqué lastimarlo, herirlo, no más que eso", expresó la joven en la audiencia del juicio que se desarrolla en los tribunales cordobeses y que se retomó luego de que la fiscal del caso decidiera, el pasado 27 de agosto, agravar la acusación, por lo cual el debate pasó a un cuarto intermedio y se conformó así un jurado popular.

La mujer afirmó que fue quien pidió asistencia para su amante, luego de perpetrar el ataque: "Yo fui la que abrió la puerta, es más, yo fui a pedir ayuda", dijo en ese sentido.Ante el jurado popular constituido en la Cámara Segunda del Crimen, Barattini aseguró que el hombre le exigía enviar fotografías suyas, además de un video, que luego exhibía a sus amigos.

"Él me trataba como un trofeo, me hacía ver como una cola. Yo era la cola. Vulneró mi intimidad, mi vida y mi carrera. Se había arruinado todo", adujo al intentar justificar la agresión. La arquitecta de 28 años, a la que algunos llaman "la Lorena Bobbit cordobesa", es juzgada por haber cercenado casi el 90 por ciento del pene y un testículo a su amante con una tijera de podar en 2017.

El hombre que fue víctima del ataque hizo en una audiencia anterior un crudo relato del episodio en el que fue cercenado su miembro viril.
"Empezamos a tener relaciones y me dijo que me iba a dar una sorpresita, que tenía algo para darme. Me dijo que si me dejaba poner algo en los ojos. Me puso un antifaz, como de terciopelo.

Después me dijo que adivinara con qué me tocaba. También quiso atarme pero yo no quise. Empezó a hacerme sexo oral. De repente sentí algo. Me quiso matar en ese segundo", contó la víctima. Tras ese testimonio, la fiscal Laura Battistelli pidió que la acusación contra la joven cambiara a "tentativa de homicidio agravada", ya que la causa había sido elevada a juicio como "lesiones gravísimas agravadas por el vínculo".

Y fue así como este miércoles se reinició el debate con jurado popular luego de que el pasado 27 de agosto se suspendiera la audiencia con un tribunal técnico ya que la fiscal pidió cambiar la carátula de la causa por un hecho más grave.  El juicio a la arquitecta Barattini con jurados populares continuará la próxima semana en la Cámara Segunda del Crimen, integrada por los vocales Ítalo Vitozzi y Mario Centeno, y la vocal Mónica Traballini.