15°
miercoles 17 de abril del 2024

La increíble historia del ‘ falso Maradona’ que engañó a un grupo de obreros rosarinos

El hecho ocurrió en paralelo a llegada del verdadero 'Diez' para el partido de Newell's - Gimnasia. Las crónicas del engaño fueran dadas a conocer este jueves en una divertida publicación en Twitter.

Este jueves un usuario de Twitter dio a conocer un inescrupuloso engaño, una historia de muy breves líneas y material fílmico que incluyó ilusión, risas, engaño y decepción. Todo ocurrió cuando a finales de octubre Diego Armando Maradona revolucionó la ciudad en la previa del encuentro que terminó en goleada de Gimnasia en el Parque de la Independencia. Durante esos días en el que Rosario habló del ’10’, apareció otro ’10’, uno falso, que engañó a un grupo de obreros.

Video:

 

«Cuando fuimos a Rosario a ver Newell’s – Gimnasia, una serie de hechos y la contextura de Guillermo permitieron que los obreros de enfrente flasheen que teníamos a Diego en nuestro rancho que alquilamos por $500 la noche. Un gran moemnto en la vida de ellos y nuestra…», relató en primera instancia un usuario de Twitter llamado Walter.

Acompañando a ese breve relato compartió un video en el que se lo ve al falso Maradona, de contextura física similar al verdadero, salir de la pensión. Sobre la calle lo esperaba una camioneta negra y a medida que se acercaba paso a paso al vehículo, Guillermo alzó sus brazos y saludó a los obreros de enfrente que gritaban eufóricos pensando que estaban viendo al campeón del mundo con la Argentina.

Video:

 

La anécdota difundida por Walter sumó un nuevo capítulo más cuando compartió otro video, en el que se lo ve a los obreros acercándose a la pensión a saludar a su ídolo. «Al día siguiente, durante todo el día, pasaron por la casa a saludar. Brillante todo», detalló el usuario de Twitter. Y agregó: «Los que venían primero, volvían a la obra diciéndoles a los que todavía no se habían cruzado, que posta estaba el Diego… Yo tenía miedo de que alguno se tire para llegar a verlo».

Finalmente no, no era Maradona. No se llamaba Diego. Era Guillermo, amigo de Walter, con un increíble parecido físico al ’10’ o al menos, eso lo aparentaba a más de 100 metros de distancia. Con el correr de las horas, los detalles del engaño fueron tomando más repercusión en las redes y hasta llamaron la atención del periodista Rashid García, conocido por sus crónicas sobre Diego Armando Maradona. «Hoy en Historias maradonianas. El Diego es de la gente, siempre, aunque no sea el Diego», escribió citando el tweet.

Los tweets: