Gerardo Romano, Fedrico D' Elía y Guillermo Francella

La grieta llegó a los actores: opiniones divididas por el caso Darthés

Varios personajes del mundo del espectáculo opinaron sobre las denuncias de acoso que inició Calu Rivero contra el protagonista de Simona.

Redacción Rosario Nuestro

martes 6 de marzo, 2018

Los actores divididos por Darthés.

Foto: Archivo.

Las denuncias por acoso que recaen sobre Juan Darthés iniciadas por las declaraciones públicas de Calu Rivero quien aseguró que el actor se aprovechó de ella durante las grabaciones de Dulce amor, despertaron divergencias en el mundo del espectáculo. Primero, fueron algunas mujeres las que opinaron sobre el tema: María Valenzuela, Griselda Siciliani y Carla Peterson, brindaron su apoyo a Rivero. En tanto, Flor Vigna, compañera del cantante de tangos lo defendió.

Después vino la palabra de Adrián Suar, que también respaldó al protagonista de Simona. En los últimos días, otras voces se sumaron: Guillermos Francella, Gerardo Romano y Federico D’Elía fijaron su postura en medio de la polémica.Guillermo Francella

Al ser consultado sobre el tema, Francella, aseguró: “Me gusta tener pruebas y que las denuncias se confirmen y que de verdad sean constadas. Y no me gusta que la gente responda tocando de oído. En una época vos eras inocente hasta que se comprobara su culpabilidad, y ahora sos culpable hasta que demostrás tu inocencia. Esto es lo que me genera enojo. Estoy en la vereda opuesta de condenar a alguien con antelación”.

Por su parte, Romano fue más allá y sentenció que los actores tienen “derecho a meter la lengua en una escena de sexo”. Además, manifestó que Darthés es un hombre familiero y que no le ve “perfil de putañero”. Enseguida, Federico D’Elía salió al cruce y aseguró sobre los actores: “No somos pajeros que vamos por la vida tratando de ver cómo besamos a una mina en la tele. La vida pasa por otro lado”.

En ese sentido, consideró que “Romano está equivocado. No tenemos derecho a meterle la lengua a un compañero o a una compañera”.Y culminó: “Cuando el director te pude que el beso sea muy verdadero, se pauta. Pero generalmente las novelas no quieren ese tipo de beso. Incluso, queda desagradable. Y tampoco ocurre todo el tiempo. Son excepciones”.

 

 

Comentarios