SITUACIÓN COMPLEJA

La EPE funciona con 150 trabajadores menos, aislados por coronavirus: “Tenemos una faltante de personal crónica en Rosario”

"Si no se recibe la vacuna los contagios van a subir y eso va a generar mayores inconvenientes en la prestación de servicio", advirtió el secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza.


Desde hace algunos días, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) funciona con 150 trabajadores menos, que están aislados por coronavirus. Más allá de este inconveniente que repercute en toda la estructura, Alberto Botto, el secretario general del Sindicato Luz y Fuerza, denunció que hay "una faltante de personal crónica en Rosario y la región".

Al respecto de esta problemática, señaló: “Nos está preocupando mucho porque hoy por ejemplo en la guardia de reclamos estamos trabajando con el 50 por ciento del personal, en distribución se está trabajando con un 60 por ciento, es decir que esta segunda ola nos está pegando bastante fuerte. Esto repercute en el servicio y hay que sumarle el personal que está aislado desde un primer momento por ser personal de riesgo y no pudo retornar a su lugar de trabajo”.

“Tenemos una faltante de personal crónica en Rosario y en la zona. Transitando este momento y buscando, y monitoreando con las autoridades de la empresa cuál es la mejor forma de llevar adelante el trabajo para sostener el servicio eléctrico”, manifestó el referente gremial y siguió: “No es mucha la población de riesgo pero hay muchos compañeros que están en sus casas y no han podido retornar porque no han recibido la vacuna”.

Consultado sobre si realizaron la solicitud para que los empleados sean incluidos en el cronograma de vacunación contra el Covid-19, dijo: “Hemos hecho las gestiones frente a la empresa y la propia empresa la empresa también hizo los pedidos, sabemos que hay una escasez de vacunas muy importante, que hay un retraso en el proceso de vacunación, pero vemos con preocupación que si no se recibe la vacuna los contagios van a subir y eso va a generar mayores inconvenientes en la prestación de servicio”.

“En estos momentos en la guardia de reclamos tenemos unas ocho o nueve cuadrillas. En el resto de los sectores, donde normalmente tenemos ocho o nueve cuadrillas, hoy nos estamos manejando con seis o siete”, concluyó Botto.

x
Paladini flotante