LA FUERTE CONFESIÓN DEL ROSARINO

La durísima infancia de Ángel Correa: “Nunca tuve un juguete y perdí a muchos amigos por alguna bala”

El delantero de Atlético Madrid brindó una entrevista en la cual se refirió a sus difíciles vivencias en barrio Las Flores.


En una entrevista que brindó en el programa El Transistor de la televisión española, Ángel Correa contó detalles de lo que fue su dura infancia en Rosario, en la cual tuvo que ver como perdían la vida seres queridos o muy cercanos a sus afectos en medio de su crianza.

"De pequeño me sacaron del barrio de Las Flores, que es muy jodido; allí perdí a muchos amigos por alguna bala, por estar en un lugar donde no debían estar. Cuando era pequeño nunca tuve un juguete, a lo mejor alguna pelota, que la verdad que con ella éramos felices", afirmó Angelito, relatando esos momentos tan tristes en sus primeros años de vida.

A su vez, hizo foco en las necesidad básicas que pasaban todos en su familia: "Los viáticos que recibía cuando mi padre murió yo se lo daba a mi madre. Era muy poco, sería mil pesos, y eso nos ayudaba para comer solamente una vez al día. Mi mamá me decía 'yo no tengo hambre' y era para que comamos nosotros un poquito cada uno. Pensaba, 'qué raro, nunca tiene hambre mi mamá'. Y la veía delgadita, ella siempre tomaba su mate o mate cocido. Cuando crecimos me terminé dando cuenta que era para que comamos nosotros".

Por otra parte, Corea también habló de su operación del corazón cuando a mediados de 2014 se le encontró una anomalía que hasta puso en riesgo la posibilidad que siguiera jugando al fútbol de manera profesional: "Me habían dicho que era rápido el estudio del corazón y llevaban más de 40 minutos. Veía que los doctores iban y venían, me miraban, hablaban. 'Algo raro hay', pensaba yo".

x
Paladini flotante